jueves, mayo 27, 2004

1982 COLLECTION (Francisco J. Lauriño)



PLENOS DE LUNAS ARTIFICIALES
la noche nos disuelve en su soltura
mientras la amalgama de silencios
infunde a nuestros cuerpos latitudes nuevas.

Surcamos en el vacío
la oscura sed de nuestra sangre
hacia las preguntas sin respuesta
del deseo, de la carne.

La noche, acolchada tarea de algún gato fantástico,
incendio de nubes,
concatenación de soliloquios,
alumbra farolas desechadas, soles mustios
que hiciera morir
la sola orden de nuestra Perséfone –querida
negrura,
ante la palidez argentina
de Selene, la bienamada-.

Plenos de lunas artificiales...



FRANCISCO J. LAURIÑO