viernes, diciembre 31, 2004


FELIZ AÑO NUEVO Y PROSPERIDAD PARA LOS MÁS POBRES, AUNQUE SEA SOLO UNA VEZ EN LA VIDA. PopNox
Posted by Hello


HOMENAJE A ZAJ
Posted by Hello


LASZLO KOVACS A ERNESTO GÜEVARA
Posted by Hello

TRES POEMAS FRANCESES DE NEL AMARO



“TRES POEMAS FRANCESES”.


AUNQUE tú no te lo creas
Jane Birkin en persona
me cantaba al oído
“Nous nous aimions
le temps d´une chanson”.
No te lo creas si no quieres,
pero cualquier adolescencia pasada
también pudo ser mejor.


“AUTORRETRATO DE AQUEL
ADOLESCENTE RIGUROSAMENTE
VESTIDO DE EXISTENCIALISMO”
ZAPATOS y calcetines negros,
pantalón y jersey de cuello cisne negros
con un libro de Jean-Paul Sastre
bajo el brazo y siempre tarareando
una canción de Jacques Brel,

éste sería el exacto autorretrato
de aquel adolescente rigurosamente
vestido de luto existencialista
y tan estúpido como
para seguir buscando infructuosamente playas
bajo los adoquines urbanos.


ENTONCES Juliette Gréco era
mi musa e iba imitando
la cara de alcohólico y mujeriego
de Serge Gainsbourg mientras
les gritaba a las jovencitas

que también yo era comunista
igual que Yves Montand. Entonces
la libertad y el cine de Godard
venían de Paris.



(del libro inédito “KATOWICE”)

Nel AMARO














jueves, diciembre 30, 2004


Nuestro primer ANFITRIÓN es Nel Amaro. Poeta, grande, performen, aztivista locuaz, paisano y uno a la vez. A lo largo de estos días ocupará todo el espacio de PopNox. Señoras y señores, tengo el gusto de presentarles a TSUNAMI LASZLO KOVACS. En los primeros días...
Posted by Hello


(c) Helen Trego Media Lab. ANFITRION
Posted by Hello

miércoles, diciembre 29, 2004

UN POEMA DE AL BERTO



NOTA AUTOBIOGRÁFICA & STOP (Telegrama STOP)


os fósforos mordidos que ele olha absorto, enquanto fala, a morte ronda-
-lhe os gestos, roça-se nele, sem se aperceber que a morte ten a sua voz,
continua a falar, a falar, Server-se sorvetes e cafés com leite, o serviço
de restaurante foi suspenso, às cinco em ponto o chá, as torradas, o fim
da tarde sem literatura, um sorriso cobre a aldeia cor de chocolate,
acidamente adormecida.


TELEGRAMA:
para viagem directa STOP renuncio atravesar a cidade cheia de aventuras
STOP


WORDSONG
Al Berto
101 Noites Lisboa 2002

UN POEMA DE VIRGILIO GARSABALL



MADRID 1.971

madrid descountada pijarriba
el taxi el metro el ruido
una prisa que pasa
silbando por mi lado


OPUSculos
y muros
reclamando silencio
intuyo viejas sombras
lobos de ayer
cuidado!
SE INCUBAN RENACUAJOS NACIONALISTAS
Café Gijón da miedo
ser poeta
amanece
y braceo entre muertos y ruina
madrid es un vacío que abandono mañana


CAPITAL DEL SILENCIO
aquí no arraigaremos


Publicado en EL CUELEBRE LITERARIO
MIERES/TURÓN 1980


embora sempre
Posted by Hello


somos moros
Posted by Hello


Gira y gira la jirafa huérfana. Sin padrino snob. Sin tutela, ni siquiera gay.
Posted by Hello


el amor...
Posted by Hello


thank you
Posted by Hello


en patera
Posted by Hello


Desde en la puta calle hasta Esperando a Brossa todos los post pertenecen a la Fundación Perruno-Situacionista Laszlo Covacs
Posted by Hello


chemari y la cultura
Posted by Hello


ejercitar la memoria
Posted by Hello


en la puta calle
Posted by Hello

sábado, diciembre 25, 2004

Poema Virtual de Nel Amaro


OCÉANOATLÁNTICOOCÉANOATLÁNTICOOCÉANOAT




patera










++++++++++++++++++++++++PLAYA++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



El otro era éste y no el anterior
Posted by Hello


Otro Poema visual de la Fundación Perruno-Situacionista Laszlo Kovacs
Posted by Hello


Poema visual de la Fundación Perruno-Situacionista Laszlo Kovacs
Posted by Hello


postal de la fundación perruno-situacionista laszlo kovacs
Posted by Hello


the same in other point of view
Posted by Hello


like a lizar under water
Posted by Hello


ello mismo lo diz
Posted by Hello

viernes, diciembre 24, 2004

2ª BIENAL DE ARTES VISUALES DE YUCATÁN 2004



ARTEVEN.COM
http://www.arteven.com/
Arte Contemporáneo México y América Latina

-----------------------------------------------------

EXCLUSIVA ARTEVEN.COM:

RESULTADOS
PREMIOS DE ADQUISICIÓN Y MENCIONES HONORÍFICAS
2ª BIENAL DE ARTES VISUALES DE YUCATÁN 2004
México

+ información:
http://www.arteven.com/ganadores_bienal_yucatan.htm

Próximamente imágenes de las piezas premiadas.

-----------------------------------------------------

PINTURA

PREMIO:

GABRIEL MARTÍN CARRILLO DE ICAZA
TRES PROYECTOS DE INTERVENCIÓN


MENCIONES:

CARLOS ENRIQUE PÉREZ BUCIO
LOS DEBERES NACIONALES

PALOMA MENÉNDEZ GRANADOS
LAS ALAS DE MERCURIO I

-----------------------------------------------------

ESCULTURA

PREMIO:

PAUL NEVIN
ALGO DE MÁS


MENCIONES:

JESSICA WOZNY
ÜBERMUTTER

MIGUEL ÁNGEL MADRIGAL
PIEZA 12 DE LA SERIE DE LA VISTA NACE EL AMOR

------------------------------------------------------

GRÁFICA

PREMIO:

YOLANDA MORA PÉREZ-TEJADA
1942, ACERCAMIENTO AL VALLE DE MÉXICO


MENCIONES:

OMAR MAÑUECO CUEVAS
MARIEL CON REVISTA DE NATIONAL GEOGRAPHIC

JOSÉ LUIS SÁNCHEZ RULL
RUST NEVER SLEEPS

DARÍO IVÁN RAMÍREZ PEDRAZA
PROCESOS MATÉRICOS II

ALEJANDRO FARÍAS CASANOVA
CADENA ANCESTRAL

PATRICIA SORIANO TRONCOSO
CUANDO GANAMOS EL INSTINTO I

-----------------------------------------------------

FOTOGRAFÍA

PREMIO:

OSWALDO RUIZ CHAPA
GAS IDEAL
y
REMOLQUE



MENCIONES:

BENJAMÍN LÓPEZ ALCÁNTARA
SIN TÍTULO 3
DE LA SERIE ARTIFICIO

PATRICIA MARTÍN BRICEÑO
MEMORIA DE UNA CAMA 1, 2 Y 3

-----------------------------------------------------

INSTALACIÓN

PREMIO:

LUIS ALONSO MAZA HERRERA
FAUSTO Y EL AMOR – MEMORIA 1


MENCIÓN:

LEONARDO MARZ E ISAAC MUÑOZ
AZÚCAR EN LA VÍA LÁCTEA

-----------------------------------------------------

VIDEO

PREMIO:

HUMBERTO DUQUE
EVAPORACIONES


MENCIÓN:

JORGE MÉNDEZ BLAKE
SIN IMAGEN

-----------------------------------------------------

JURADO CALIFICADOR

Firman para constancia:

CARLOS ASHIDA
PER ANDERSON
MAGALI LARA
MIRIAM KAISER
RAFAEL PÉREZ Y PÉREZ

NUESTRA MÁS SINCERA FELICITACIÓN A LOS PREMIADOS Y NUESTRO ÁNIMO MÁS ENTUSIASTA.POPNOX

NO HAY CHOQUE DE CIVILIZACIONES



Ignacio Ramonea
La Voz de Galicia

El primer ministro turco, Rece AIP Erogan, ha aceptado el viernes pasado las condiciones exigidas por el Consejo europeo a la apertura de negociaciones para la adhesión de su país a la Unión Europea. Ha reconocido oralmente a la República de Chipre. Las discusiones comenzarán el 3 de octubre de 2005 para una eventual adhesión en 2014 como mínimo. El camino para Ankara aún será largo, pues en algunos países que se determinarán por referéndum -Francia y Austria- la mayoría de la opinión pública es hostil a la entrada de Turquía.

Este debate testimonia de la actual angustia identitaria de las sociedades occidentales frente al Islam. Y saca a la luz la islamofobia que obsesiona a muchos partidos políticos. Algunos, para negar el ingreso de Ankara, hacen de la geografía un criterio de exclusión. Al situarse lo esencial del territorio turco en Asia Menor, no habría, según ellos, que tomar en cuenta esta candidatura. Pero el argumento no vale. ¿La Guyana francesa, situada en el continente americano, o las islas Canarias, en el africano, no forman parte acaso de la Unión Europea? ¿Es posible ignorar que la costa egea de Turquía, dónde se hallaba la antigua Troya, era el ala oriental de la Grecia clásica, cuna de la civilización europea? ¿Qué argumentos «técnicos» se esgrimirán mañana para retrasar la adhesión de otros dos Estados de mayoría musulmana -Bosnia y Albania- cuya pertenencia geográfica a Europa no da lugar a discusión ?

Otros dicen que los turcos son descendientes de tribus originarias de Mongolia. Se olvidan que los habitantes de Finlandia, Estonia y Hungría -miembros de la Unión Europea- son descendientes de los terribles Hunos de Atila, que también provenían de las estepas de Asia. Al haber sido cristianizados parecen menos «bárbaros» que los turcos musulmanes.

Un comisario europeo llegó a declarar que si Turquía era admitida en el seno de la Unión, «la liberación de Viena (asediada por los turcos) en 1683 habría sido vana». Sucesor del Imperio Bizantino, el Imperio Otomano tuvo en efecto la ambición de dominar el Mediterráneo y Europa (intención varias veces quebrada, por ejemplo en Lepanto en 1521). Otros Estados -España, Francia, Alemania- también acariciaron el proyecto de someter el Viejo Continente a su potencia. Y nadie discute su europeidad.

Como los imperios centrales -todos desaparecidos- y los imperios coloniales -todos desmembrados-, el antiguo Imperio Otomano se encontró, al alba del siglo XX, agotado por excesivas campañas militares; se le llamaba entonces «el hombre enfermo de Europa» ( de Europa, no de Asia). Tras perder sus posesiones en los Balcanes y en el mundo árabe, la nueva Turquía, fundada en 1923 por Kemal Atatürk, se quiso europea.

Ningún otro país consintió en sacrificar tantos aspectos fundamentales de su cultura para afirmar su europeidad. La Turquía moderna ha abandonado su antiguo sistema de escritura (árabe) para adoptar los caracteres latinos; sus habitantes debieron deshacerse de sus ropas tradicionales para vestirse como occidentales y, en nombre de un laicisimo oficial, el Islam dejó de ser religión de Estado.

Desde 1963, se reconoció su vocación de integrar la Unión Europea. Un tratado de unión aduanera fue firmado en 1995. Desde que el Consejo europeo de Helsinki, en 1999, y el de Copenhague, en 2002, afirmaron que podía ser candidata a la adhesión, Ankara emprendió una suerte de «revolución tranquila» para cumplir con los criterios necesarios.

El país avanza en la vía de las reformas democráticas: los Tribunales especiales de seguridad del Estado están desapareciendo, la pena de muerte ha sido abolida, las circunstancias atenuantes para los «crímenes de honor» contra las mujeres han sido suprimidas, el proyecto de criminalización del adulterio ha sido abandonado. En las regiones del Kurdistán, se levantó el estado de emergencia, se autorizó la enseñanza del kurdo, se creó una cadena de televisión kurdófona y cuatro ex diputados presos políticos por su militancia a favor de la causa fueron liberados.

Queda por recorrer mucho camino en materia de respeto de las libertades públicas y de los derechos fundamentales. Será necesario también que Ankara reconozca el genocidio armenio de 1915. Y una amnistía a favor de los ex combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) debe permitir la liberación de más de tres mil militantes actualmente en prisión.

Pero la perspectiva de adhesión a la Unión ya tiene como efecto principal reforzar la democratización, el laicismo y la defensa de los derechos humanos. Para los grandes países del Mediterráneo oriental, amenazados por la violencia y por corrientes oscurantistas, esta adhesión constituirá un mensaje concreto de que no hay choque de civilizaciones cuando hay esperanza de paz, de libertad, de prosperidad y de democracia.

Artículo de Héctor Pavón en CLARÍN



En su más reciente libro, el polémico Slavoj Zizek arremete contra las nuevas formas del progresismo como los movimientos de resistencia global y sus ideólogos: Marcos, Toni Negri y Naomi Klein
Contra los revolucionarios blandos

Hector Pavón
Clarín

Slavoj Zizek también encuentra en las villas miseria de todo el planeta los lugares de donde surgirá el nuevo protagonismo obrero.

Slavoj Zizek es un tornado de ideas circulante, un escribidor sin descanso, un pensador polémico en todos los campos. Urbi et orbi su discurso vaga y provoca en conferencias y cursos en Ginebra, París, Ljubliana, Buenos Aires o Nueva York, destinos en donde ha vivido en los últimos meses. Como pocos, y en esto ha sido tan elogiado como reprobado, aborda disciplinas diversas y enfoca problemáticas cotidianas con la misma pasión que revisita a Marx y Lacan, dos de sus faros inspiradores. (1)



De Lacan fue discípulo y de su yerno Jacques Alain Miller, paciente. Filósofo y psicoanalista formado en Ljubliana y París se ha convertido en Buenos Aires en un fenómeno extraño de consumo. Hasta hace poco más de dos años sólo era conocido por un reducido círculo de psicoanalistas lacanianos y algunos pocos iniciados en filosofía. Su nombre extraño se popularizó en ámbitos académicos y de revistas y suplementos culturales a partir de entrevistas, notas, libros y conferencias varios que lo convirtieron en un pensador al que todos repiten, pero pocos leyeron.

Entre tantas idas y venidas ha publicado un libro pequeño pero que no escatima en mazazos hacia el campo progresista, especialmente para quienes abandonaron la idea de la transformación política de raíz. A ellos se refiere con el título de su libro La revolución blanda (Atuel). Allí se puede ver que "ocurrente" es el mínimo calificativo que se merece alguien que no duda en utilizar los más diversos recursos para explicar problemas filosóficos como cuando toma el "fist fucking" (penetración sexual con el puño) o a la película Los sospechosos de siempre.

Desde algún lugar del planeta habló sobre su libro y el porvenir de la ilusión socialista. Allí le dedica un apartado especial a la larga polémica que sacude al campo de la izquierda a partir de la aparición de Imperio de Toni Negri y Michael Hardt y su continuación Multitud. "Hardt y Negri tienen razón cuando problematizan el concepto revolucionario de 'toma del poder' común de la izquierda: una estrategia de esa naturaleza acepta el marco formal de la estructura del poder y su objetivo no es otro que reemplazar a los que ostentan el poder ('ellos') por otros ('nosotros').

Como lo expresara Lenin con total claridad en su Estado y Revolución , el verdadero objetivo revolucionario no es 'tomar el poder' sino debilitar, desintegrar los verdaderos aparatos de poder del estado." Pero también los ubica en el dudoso sitial privilegiado de "izquierda posmoderna" porque expresan una clara ambigüedad al "abandonar el proyecto de la 'toma del poder': ¿acaso están planteando que uno debería ignorar la estructura de poder que existe o, en cambio, limitarse a resistirlo construyendo espacios alternativos fuera de la red de poder del estado (como la estrategia zapatista en México)? ¿O acaso plantean que uno debería desintegrar, quitarle la base al poder del estado, de modo que éste colapse, implosione? En el segundo caso, no bastan las fórmulas poéticas que señalan que la multitud podrá inmediatamente gobernarse a sí misma." En su libro también intenta desarmar al Subcomandante Marcos: "cuanto mayor es el potencial poético de Marcos en tanto oposición, como voz crítica de protesta virtual, mayor sería el terror de Marcos como líder real". También posa una mirada despectiva sobre la periodista y activista Naomi Klein al referirse a su libro No logo como "best seller".

Hay una pregunta recurrente para quienes proponen la "democracia de la multitud" sobre el papel de la clase obrera. Zizek no duda de su persistencia pero además sostiene que los protagonistas de esta época son los habitantes de los suburbios pobres de las nuevas megálopolis. "Somos testigos del rápido crecimiento de la población sin el control del estado, que vive en condiciones a medias fuera de la ley, con desesperada necesidad de formas mínimas de auto-organización." Zizek cree que aunque esa población esté compuesta por trabajadores marginados, empleados públicos cesanteados y ex campesinos, no son simplemente un excedente superfluo: "están incorporados en la economía global de varias formas, muchos de ellos trabajan con salarios en negro o son empresarios que se auto emplean, sin la adecuada cobertura de salud ni seguridad social. Aunque, por supuesto, uno deba resistir la tentación de elevar e idealizar a los pobladores de estas villas miseria como la nueva clase revolucionaria, debería sin embargo, en los términos de Badiou, percibir las villas como uno de los pocos 'sitios incidentales' auténticos de la sociedad actual, los pobladores de las villas son literalmente un conjunto de esa gente que es 'parte de ninguna parte', el elemento 'supernumerario' de la sociedad, excluidos de los beneficios de ciudadano, son los desarraigados y los desposeídos, ésos que efectivamente 'no tienen nada que perder aparte de sus cadenas'".

El autor de El espinoso sujeto se asombra ante una cantidad de elementos que caracterizan a los pobladores de las villas porque ve una coincidencia con la vieja definición marxista del sujeto revolucionario proletario: "son 'libres' en el doble sentido de la palabra, inclusive más que el proletariado clásico ('liberados' de toda atadura sustancial; que habitan en un espacio libre, fuera de las reglamentaciones del orden (policía) estatal); son un gran colectivo, juntados a la fuerza, 'lanzados' a una situación en la que están obligados de inventar alguna manera de estar juntos, y simultáneamente, privados de cualquier apoyo en las formas tradicionales de vida, o en las formas de vida por herencia religiosas o étnicas".

La palabra revolución es uno de los conceptos que hoy divide al campo de la izquierda internacional. La pregunta leninista "¿qué hacer?" tiene hoy más sentido que nunca ya que hay quienes defienden la idea de la toma del Estado y no comparten la idea zapatista de "cambiar el mundo sin tomar el poder". "Hay una línea precisa de separación entre la situación no revolucionaria y la situación revolucionaria", despeja Zizek. "En la no revolucionaria, los problemas urgentes inmediatos se pueden resolver, mientras que el gran problema importante se deja para más adelante ('la gente ahora se está muriendo en Ruanda, así que olvidemos la lucha anti-imperialista y dediquémonos simplemente a impedir la masacre'; en una situación revolucionaria, esta estrategia ya no funciona y uno tiene que atacar el Gran Problema para poder resolver las 'pequeñas' urgencias."

Para Zizek "esto significa que no se puede medir una auténtica revolución política con el patrón del servicio de los bienes (en qué medida después 'la vida mejoró para la mayoría'); es un fin en sí mismo, un acto que cambia los propios patrones de lo que es una 'buena vida'; y un estándar de vida diferente (eventualmente más alto) es un producto derivado del proceso revolucionario, no su objetivo". La violencia revolucionaria, dice Zizek, es defendida por proverbios perogrullescos como "no se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos". Contra esta actitud "uno debería directamente admitir la violencia revolucionaria como un fin en sí mismo liberador, de manera que el proverbio podría verse al revés: 'Es imposible que los huevos se rompan (lo que es política revolucionaria, cuando no una actividad en cuyo proceso se rompen muchos huevos), especialmente si se hace con mucho fuego (pasión revolucionaria), ¡sin que resulte alguna tortilla!'"


1) Nota de Correspondencia de Prensa: entre sus obras más conocidas se encuentran "El sublime objeto de la ideología" (1989); "Porque no saben los que saben" (1991); "El frágil absoluto" (2000); y el más reciente "A propósito de Lenin. Política y subjetividad en el capitalismo tardío". Atuel, Buenos Aires 2003.



LAMAGDALENA. LASZLO KOVACS
Posted by Hello


Por biceps. Laszlo Kovacs
Posted by Hello


Pon unas notas de jazz en tu vida. Será la misma que antes pero con otro ritmo
Posted by Hello


La Fundación Perruno-Situacionista Laszlo Kovacs continúa en acción.
Posted by Hello


Apadrina una jirafa. Sé un snob modélico. Primero estranha-se, depois entranha-se.
Posted by Hello

miércoles, diciembre 22, 2004


DEMONIOS INTERNOS
Hay algunos momentos de nuestra vida, casi siempre coincidentes con periodos tan señalados como la Navidad o Semana Santa, en los que nuestro Alma se ve torturado, frito en aceite hirviendo, por los Demonios Internos que se desencadenan en el más retorcido Averno personal.
El problema, la gran calamidad existencial, radica en que creemos que todo es casual, temporal y pasajero; no perenne y verdaderamente solidario. Qué la realidad del prójimo es fútil, casi etérea. Qué sólo es eterno y verdadero lo que se deriva de nuestra experiencia vital, de nuestra autonomía personal. Y qué la mejor manera de salvaguardar este planteamiento, este modo de vida, es con la fría y , algunas veces fraudulenta, capacidad racionalizadora de nuestro cerebro... Ah! Si; maravilloso órgano que nos evita dolores y pesares extra; capaz de hacer olvidar, con su planteamiento ¿lógico? Todas las aberraciones cotidianas.
Pero amigos y convecinos, hay una serie de lacras que debemos erradicar ya, de forma efectiva, y sin paliativos, del mundo que nos ha tocado disfrutar... “en serie o en paralelo”. Algunas que se me ocurren, a bote pronto, así en frío son las siguientes:
- 5 millones de niños mueren al año de hambre; 10 cada minuto. En el tiempo que tardáis en leer este artículo casi 100 inocentes habrán dejado de existir sin que nadie se dé cuenta. Sin nombre ...
- El 15% de la población mundial, los ricos, arrasan como una plaga de langostas, con el 85% de los Recursos Naturales que atesora “Gaia”, nuestra amada tierra, mientras que el 85% restante se conforma con las migajas del 15% marginal... Y nuestro insolidario e inteligente cerebro sigue “reseteando” el “disco duro” de nuestra memoria.
- Miles de mujeres son maltratadas, vejadas o vilipendiadas, sucumbiendo sus familias, en el más absoluto anonimato y en el peor de los olvidos, bajo los fálicos puños de otros tantos impotentes “machos” tribales faltos de autoestima.
- El 90% de la población africana y del Tercer Mundo está bajo la “espada de Damocles” de la pandemia del SIDA. Mientras, el mundo ¿desarrollado? se cruza de brazos.
...Y los ricos sueñan con triunfar en sus gestas personales y dirigir las fantasmales pesadillas de los desfavorecidos... Y su reino no tendrá fin... Por qué hay gente sin escrúpulos, como G. W. Bush , que no tienen Demonios Internos capaces de herir su conciencia... Por qué él, y otros tantos de su calaña, son parte inseparable de nuestros más temidos Demonios Interiores... Ellos hacen las reglas

¡FELIZ NAVIDAD! Y PRÓSPERO 2005 A TODOS.
Heri
Posted by Hello

martes, diciembre 21, 2004

Serie fotográfica "Popnox espía a Cauce del Nalón"

Xulio Arbesú se explica en pleno siglo XII

Por Francisco J. Lauriño

domingo, diciembre 19, 2004


música y danza
Posted by Hello

También nos llegó una videacción en la que el perru pulgu canta el asturias patria querida con mucho sentimiento y al calor de la bandera astur. Muito obrigado
Posted by Hello


Postal recibida en PopNox desde la fundación perruno-situacionista "laszlo kovacs"
Posted by Hello

sábado, diciembre 18, 2004


CONCIERTO DE SAX ATTACK 23 DICIEMBRE A LAS 19'30 HORAS TEATRO DE SMRA (EL ENTREGO)
Posted by Hello

UN POEMA DE VANESSA



HOLA

Pasó’l tiempu desfaciendo la memoria.
El vientu azotáu del odiu
espardióla a cachinos y a momentos
per otros cuerpos.
Confieso agora,
non ensin rabia,
qu’olvidé tolo que nos unió un día.
Qu’entregué la to presencia
a la primer piel
que s’arrimó al mio silenciu.
Que nada hai de ti nin de min
nestes tardes de branu
nes que vuelves a casa.
Pero equí tamos
(perversu destín que me fai confesar)
y podemos xurdir del agua
tan desnudos como la otra vez:
Hola.
¿Qué tal?
Soi la desmemoria…
y traigo sede.

Para PoPNoX. Vanessa Gutiérrez

martes, diciembre 14, 2004

Mientras resuena la campaña iniciada por la Iglesia, León Ferrari da su punto de vista en el centro de una incómoda polémica.


Tras los incidentes producidos por un grupo de fanáticos religiosos durante la muestra retrospectiva del artista plástico León Ferrari, en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, la polémica alcanzó temperaturas peligrosas. Destrucción de parte de sus esculturas e instalaciones y animadas protestas se sucedieron durante los festejos del día de la Virgen.

Publica Página/12 en su edición del 10/12/2004

Sobre torturas

Por León Ferrari

Quisiera explicar que las obras que más cuestiona la Iglesia, expuestas en el Centro Recoleta, son sólo una forma de expresar una opinión sobre la tortura.

1) Desde el Evangelio hasta el Catecismo oficial de la Iglesia, el cristianismo anuncia que las almas de los muertos en pecado mortal –y más adelante sus cuerpos resucitados– son torturadas en el infierno. Esa idea, el castigo al diferente, recorre nuestra historia y ha originado diversos exterminios: aborígenes, judíos, brujas, herejes, vietnamitas, iraquíes.

2) La existencia de ese lugar donde habría millones de almas sufriendo ha sido ilustrada y exaltada por grandes artistas de Occidente: Miguel Angel, el Giotto, Fra Angelico.

3) Para expresar una opinión sobre el significado de esos estéticamente hermosos cuadros, es decir sobre los suplicios prometidos, expuse en 1985 en el Museo de Arte Moderno de San Pablo, Brasil, una jaula con palomas defecando sobre una reproducción del Juicio Final de Miguel Angel. Una instalación semejante se expone en Recoleta y se expuso en varios museos del exterior.

4) Dado que los infiernos pintados por los artistas del Cristianismo no originan ninguna reacción que condene los suplicios a nuestros semejantes, pensé que una forma de resaltar su crueldad, de lograr que el espectador comprenda la realidad de esa característica de Occidente, era copiar esos infiernos pero reemplazar a los seres humanos por los santos y vírgenes que los crearon o difundieron.

5) Aquella idea produce una singular reacción de la Iglesia: después de siglos de difundir y apoyar los infiernos pintados en sus iglesias, donde se muestran suplicios a gente como nosotros, se ofende y rechaza los infiernos cuando los que sufren son pedazos de yeso y plástico. Espero que con el tiempo la Iglesia extienda su rechazo a los tormentos pintados por el Bosco.

6) Debo aclarar que las figuras que se venden en las santerías no son, a mi criterio, las de los verdaderos Jesús y la Virgen y que sólo representan a los personajes que describen los creadores del Cristianismo. Del mismo Evangelio se deduce que una persona con ideas socialistas, preocupado por los pobres y que nos aconseja amar a nuestro prójimo, como dice era Jesús, no puede amenazar a ese prójimo con la tortura.

7) Durante dos mil años el infierno se mantuvo inalterado, pero no hace mucho el Papa lo modificó diciendo que allí no hay fuego, pero que la ausencia de Dios origina una sufrimiento comparable a las angustias terrenales. El sufrimiento físico se reemplaza por el espiritual.

8) Este poder que tiene el Papa de modificar las formas o sistemas del castigo evangélico me lleva a suponer que podría resolver la contradicción de apoyar los derechos humanos en la tierra y violarlos en el más allá, declarando que la Iglesia ha cometido un nuevo error, que el infierno no existe y que nadie es ni será castigado.

9) Mi intención no ha sido molestar a los creyentes que no creen en las tierras de los diablos. Mis obras están destinadas a la Iglesia y a quienes la acompañan en la amenaza del castigo a los supuestos “pecadores”.

10) Aclaro que estas opiniones no son una novedad. Parecidas o iguales sobre Iglesia y religión las han dado antes que yo, entre otros Bertrand Russell, Arnold J. Toynbee, Sigmund Freud, Noam Chomsky, Aldous Huxley, Saramago, Almodóvar.

11) En la muestra hay, además de dibujos y cuadros inofensivos, obras que se refieren a otros temas: el antisemitismo, la homosexualidad, la vinculación de las víctimas del sida con la campaña contra los anticonceptivos, el llamado Proceso, las guerras contra Vietnam e Irak, la Conquista de América, las obsesiones sexuales de Occidente, etc.

12) La Iglesia ha lanzado una desconcertante campaña contra la muestra y no ha condenado la violencia desatada por algunos de sus feligreses, actitud que los alienta a repetir sus hazañas. Tampoco ha contestado los argumentos y explicaciones que he dado en varios programas de radio. Espero lo haga ahora.


lunes, diciembre 13, 2004


"El sueño de la Esfera"
Eduardo Pla
Los invitamos a deslumbrarse nuevamente.
La esfera de neones de Eduardo Pla vuelve a iluminar las noches de Puerto Madero.
En el aniversario de sus 15 años, el barrio más moderno de Buenos Aires ofrece otro atractivo, realizado por uno de los artistas más Prestigiosos del país.
La escultura se enciende al atardecer y está ubicada en la intersección de las calles Olga Cossettini y Manuela Saenz (esquina Hotel Hilton)

www.eduardopla.com.ar

Un comentario de Jorge Glusberg

Eduardo Pla: La creación de arte por computadora
La obra del argentino Eduardo Pla (n. 1952; reside en Italia desde 1980) es una destacada evidencia de las posibilidades incontables del infoarte, pero también (y por consiguiente) de la validez y trascendencia de esta vía contemporánea de la creación estética.
Como es sabido, las tecnologías de la computadora operan dos efectos máximos en la producción del arte. Por un lado, ellas permiten generar nuevas formas; por otro lado inciden en las formas anteriores, tanto las inmóviles/espaciales (pintura, escultura, fotografía, dibujo), como las móviles/temporales (cinetismo, cine, video). En el primer caso, la computadora es un medio autónomo de creación; en el segundo caso, un sistema dependiente, utilizado con el objeto de ultimar y perfeccionar ciertos aspectos de la obra de arte, y para obtener variaciones de una pintura o de un dibujo.
Dese luego, las aplicaciones de la computadora alcanzan también a la música, la danza, el cine y la televisión comerciales, la publicidad, el libro y las representaciones de teatro, el diseño y la arquitectura. Pero lo cierto es que el único infoarte digno de este nombre (o de sus sinónimos: arte digital, arte por computadora) es aquel que no puede ser elaborado sin la computadora. Entonces, arte y tecnología, informática y creatividad, establecen una alianza indisoluble. Sobre la base de esta alianza se desarrolla la actividad de Pla, cuya experiencia ha incluido la radiofonía, el cine, el video y, a partir de su instalación en Milán (1985), el infoarte. Por lo demás, Pla cursó estudios de arquitectura y diseño, de comunicación audiovisual y de dirección de teatro en Buenos Aires, así como de realización cinematográfica, videografía, infoarte y animación por computadora en Los Angeles, y de escenografía, multimedia y realidad virtual en Milán, donde abrió estudio propio en 1991.
La obra de Pla, exhibida en América y Europa, y ganadora de cuatro premios internacionales, entre ellos el Award of Excellence in Computer Art de Nueva York (1987) se desenvuelve, así, en la profundización del lenguaje informático, con creaciones de alta definición bi y tridimensional, vertidas en cuadros, diapositivas y videos. Un resumen de esta producción fue su aporte a "Mundos Nuevos", a la muestra Instalaciones III, organizada por el autor de esta reseña en el Centro Cultural Recoleta, en la primavera de 1994, y esta "Diez años de arte virtual" que se exhibe en el Palais de Glace. Una de las metas del infoartista es el desarrollo de un Otro creativo, que suscite en él experiencias estéticas. Buscará así la manera de romper la alineación del individuo en la sociedad contemporánea, para urdir y establecer nuevas relaciones entre ambos. Fue Rimbaud quien definió al vidente, al poeta, con estas palabras: "Yo es otro".
Acaso la informática sea la tecnología de efectivizar, en nuestra poca, la aventura preconizada de Rimbaud. Es algo que asoma en las obras, sorprendentes y audaces, de Eduardo Pla.
Jorge Glusberg, Director Museo Nacional de Bellas Artes



Pierre Restany

Eduardo Pla: un perfecto operador visual del futuro inmediato.
La doble globalización, económica y cultural, que acompaña nuestra entrada en el tercer mileño marca de manera inexorable el destino electrónico de la imagen, en la fundamental fluidez del flujo de la comunicación. Indisolublemente ligado al incesante desarrollo de la tecnología de la información y a su vocación globalizante, la imagen electrónica afirma su supremacía en el campo visual asumiendo la plenitud de la fluidez de su condición a través del carácter evanescente y efímero de su soporte, la pantalla de televisión.
Estamos al final de un largo proceso que afectara radicalmente nuestras estructuras perceptivas y nuestra entera condición existencial. Estamos viendo consolidarse el perfil de una nueva civilización basada en la electrónica y la bio tecnología, la civilización de la realidad virtual, de la mundialización de una condición híbrida entre la vida natural y la vida artificial. La omnipotencia de los Medios, determinante en esta revolución, se basa en la superioridad del poder de relacionar de la imagen en movimiento con respecto a los soportes estáticos tradicionales de la información.
La preeminencia de la imagen en movimiento viene a poner fin al monopolio inmemorial de la imagen estática. La noción "de arte" apareció con las primeras pinturas rupestres de las cavernas, y quedo ligada a la noción "de información" a través de los diferentes cambios de soporte, de los muros de los templos a los retablos de las iglesias, pasando por los palacios de los nobles. La Imprenta y la pintura en caballete, crearon la diversidad y la jerarquía entre los soportes y la creación de un arte gráfico, considerado como superior a los productos de información general e inferior a la gran pintura. De Gutemberg a Niepce el estatus estático de la imagen, su monopolio de información y la diferenciación cultural de los soportes quedaran sin cambios. Con la aparición de la fotografía el destino de la imagen moderna cambia, se acerca al flujo global de la comunicación y arrastra junto con ella al arte . La invención de la imagen en movimiento, luego de la imagen parlante, de la película sonora luego de la película muda, la televisión y el video después del cine, acentúan la evolución hacia una amalgama cultural del arte y la información, la potencia globalizante de los medias creados al ritmo de la tecnología electrónica de la información. El láser provee a la nueva imagen, de una tercera dimensión y de una realidad virtual. La computadora sustituye, en una mano inteligente, al lápiz o al pincel, internet se transforma en nuestra memoria planetaria.
Lo que llamamos, desde principios de los años sesenta las artes electrónicas, el video, la holografía y las instalaciones de realidades virtuales, hasta las inmensas posibilidades abiertas por la computadora al arte digital, sin olvidar la fotografía numérica, no constituye, como quisieron creer los espíritus vivos y conservadores al principio, el folclore de la electrónica, sino el arte de hoy y todavía más el arte del mañana, la forma más culturalmente acabada de la actual comunicación global. El arte de hoy convertido en vector de la comunicación, debe afrontar un desafío esencial: el de seguir siendo el vector humanista, a fin de preservar la normalidad de la nueva condición humana en el seno de su situación híbrido existencial, entre lo real y lo virtual.
Es, en este clima multimedia globalizante del arte de hoy, que se destaca la personalidad polivalente del italo-argentino Eduardo Pla. De manera ejemplar: podemos decir que representa el ejemplo perfecto de un artista actual de la comunicación audiovisual. Nacido en 1952 en Buenos Aires, tiene veinte años menos que Nam June Paix, el inventor del video art en 1965. Se recibe en 1970 en Comunicación Electrónica, y hasta 1990 continuara su formación en este campo: arquitectura y diseño urbano, comunicación audiovisual, teatro, cine, video Graphics y computer Graphics, multimedia y realidad virtual, en Buenos Aires, en Los Angeles y Milán. En paralelo emprende una carrera de organizador de manifestaciones culturales muli-sectoriales y una producción abundante de películas, videos, y de computer graphics.
Entre 1970 y 1978 realiza numerosos cortos, medio y largometrajes que son reportajes (UP ART, POP ART, IMÁGENES DE BUENOS AIRES) o ficciones (ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS).
"SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO" es su primera Video-color de 60 minutos, al principio de los años ochenta, presenta una serie de videos en Italia y especialmente en el Museo de Ferrara, que era en ese momento la catedral del arte electrónico en Italia.
A partir de 1985 Pla se transformó en un verdadero hombre-orquesta de la comunicación electrónica. Su primera computer painting tridimensional, el Efecto Archimboldo, le otorga en Nueva York el premio a la excelencia en Arte electrónico.
Su encuentro con Alessandro Mendini fue decisivo para la orientación de Eduardo Pla hacia el diseño creativo en computadora. Mendini imagina para Alessi una colección de 10.000 jarrones de flores: 100 jarrones para 100 creadores, 100 para cada uno de ellos, todos al mismo precio. A Eduardo Pla le fue encargado el diseño en computadora de uno de los ejemplares y el catálogo en video de la obra coral. Siguieron dos otras colecciones : La Colección Alquimia y la Colección Falstaff. La colección Alquimia (1984), es una colección completa de muebles, tapices y objetos, concebidos a partir de una estructura esférica, fue realizada por la computadora en tres dimensiones, lo que permite su visualización antes de la puesta en marcha de su producción industrial. La Colección Alessi FALSTAFF (1994) consiste en un montaje de imágenes virtuales a partir de fotografías trabajadas electrónicamente. El catalogo comienza con un autoretratro-computarizado del gran diseñador italiano, sentado en una variante pixelada de su sillón Proust, y presentando una de sus cacerolas Alessi: "Mendini con su creación", una efigie coronada sobre el packaging Falstaff Alessi. Eduardo Pla, el artista polivalente de la electrónica pasa fácilmente del diseño industrial o textil a las composiciones y a los retratos de arte digital donde consigue extraordinarios efectos de fractalismo, de misterio dionisiaco o cristico, de prerrafaelismo digital, de microcosmos floral. Ningún tema se le escapa, desde la fascinación de la infancia y la magia de sus juegos interactivos a el erotismo del tango. Es sin duda en sus instalaciones que el artista, genial director, obtiene los más potentes efectos, como con el Video-mundo (Centro Cultural Recoleta, 1995, Buenos Aires), La Cascada de Estrellas (Buenos Aires, 1996), o con los Mil Rostros de Cristo y María (Villa Meda Milan, 2000).
Yo hice, personalmente, una experiencia particularmente interesante con una instalación de Pla en Venecia en 1998. En ocasión a la primera edición del Open, una exposición anual de esculturas al aire libre que tuvo lugar en el Lido al momento de la Apertura de festival de Cine, su fundador Paolo de Grandis me había llamado para presidir el Comité Científico, y decidimos invitar a Eduardo Pla a representar a la Argentina en el Open. Vimos llegar "ESCHERMANIA", un octaedro gigante de 216 metros cuadrados. Una estructura en aluminio recubierta de una composición de peces voladores de colores amarillos, rojos y azules, impresos sobre tela vinílica. "ESCHERMANIA" en homenaje al artista holandés por el centenario de su muerte. El gigantesco objeto fue depositado sobre uno de sus lados, en la terraza que domina el embarcadero del Hotel Excélsior en dirección a la laguna. Suscitó la sorpresa primero y luego el deleite del público, que hizo la señal-faro de la manifestación OPEN 1. Para el OPEN 4 en 2001, pensamos nuevamente en Pla para que represente a su país en Venecia. Pedimos su espectacular Tango Fractal, pero que no está disponible. Open 4 recibirá otra instalación de computer design, dos esferas de material plástico sobre cuyas superficies están pintados los diseños creados para la colección Alchimia, que ya he largamente mencionado. Alchimia en Venecia: la famosa señal del post- modernismo estará presente en el Lido a través de la instalación esférica de Eduardo Pla .
Eduardo Pla, un creador polivalente de la imagen electrónica, que vive plenamente las numerosas solicitudes del arte de su tiempo y que nos ayuda a percibir mejor la permanencia de la dimensión humanista en el flujo global de la comunicación. Un perfecto operador visual del futuro inmediato.
Paris, julio 2001.




Por Julio Sapollnik
Buenos Aires Fue a comienzos de 1994 cuando, cumpliendo con el cronograma de entrevistas, se presentó un artista solicitando un espacio en el Palais de Glace para la exposición de sus obras. Jamás había oído hablar de él ni había visto sus trabajos, y de su técnica, sólo tenía referencias por algunas revistas internacionales. Hoy puedo confesar que la charla me resultó indescifrable porque por más que intentaba explicarme su exhibición, yo no alcanzaba a imaginármela en el espacio. En ese momento sugirió volver a vernos en dos semanas. Cumplido el tiempo, nos reunimos, conectó un pequeño reproductor de video y mágicamente pude recorrer en 3D, la muestra completa de "Eduardo Pla: Diez años de Arte Virtual", en el Palais de Glace, un año y medio antes de su concreción. La exposición era indudablemente sorprendente. La ductilidad de los materiales empleados y la virtualidad de las imágenes utilizadas, la convertían en absolutamente novedosa para Buenos Aires de aquellos años. Así fue como exhibió por primera vez en Argentina su "Effetto arcimboldo" obra que obtuvo en 1987 el "Award of Excellence in Computer Art" en Nueva York. "Ese premio lo gané con un autorretrato realizado con la técnica de Arcimboldo, el pintor del s. XVII que trabajaba entre otras cosas, con frutas y verduras. En esa obra se puede apreciar la incipiente tecnología, las curvas no eran perfectas sino que se construían de manera escalonada." aclara Pla. Eduardo Pla fue uno de los pioneros en el trabajo del arte digital en Argentina, también en Italia, desde su estudio en Milán. Su llegada al mundo de las computadoras surgió casi accidentalmente, incursionó en la arquitectura y en dirección teatral y de cine. "Cuando tuve que presentar la tesis para un master, en lugar de escribir cien páginas con palabras y más palabras, se me ocurrió hacerlo con una computadora muy elemental. Consistía en un Atari con sistema básico para jugar enchufado a un grabador de video y así salieron las animaciones; esa fue mi tesis, a partir de allí, se abría un nuevo camino por explorar." explica el artista. Hoy día, reconocemos una necesidad cotidiana de convivencia entre arte y tecnología. No siempre fue así. La historia del arte da cuenta de los esfuerzos por unir la creación artística con la industria. Durante los comienzos de sus investigaciones digitales, tanto los empresarios como los marchands rechazaban los productos artísticos originados en la máquina. De esta manera el artista recuerda cuando vivía en Lago di Como, centro de la industria textil de la seda de toda Europa. "Allí descubrí que diseñando con la computadora, podía tener mil variantes de un mismo dibujo en muy poco tiempo. Le proponía mis servicios a la industria y ella siempre me rechazaba, tenía el mismo problema que con las galerías. Al poco tiempo, accedí a una impresora que en vez de tinta utilizaba cera coloreada y dejaba un hilo en relieve. Meses más tarde, volví a los mismos industriales que me habían rechazado con los mismos diseños pero impresos de esta nueva manera y allí cambió mi historia: realicé telas para tapizados de automóviles FIAT, para ómnibus de la ciudad de México, para Alchimia de Milán, entre otros." Sin duda, Eduardo Pla es un artista multifacético. Un inmenso dodecaedro navegando por Venecia durante el Festival Internacional de Cine, testimonió el impacto y provocación que la tecnología puede originar al servicio de la poesía urbana. Esta instalación interactiva fue realizada en homenaje a M.C. Escher, sus diferentes caras permitían ver la relación de formas y colores en un enorme objeto que flotaba sobre las azules aguas del Gran Canal. Esta inagotable actitud de buscar nuevos planteos expresivos, llevó a Pla a romper con el videowall en su formato tradicional. "Ilusión Urbana" es el nombre de una videoinstalación que presentó en el MNBA en 1997. Un conjunto de monitores fueron colocados en forma horizontal con la pantalla hacia arriba, de manera que al reflejar la luz y el movimiento del agua sobre el techo y las paredes de todo el ámbito expositivo, se creaba la ilusión de una pileta de natación jamás imaginada. "Mi idea es tratar de innovar con la tecnología para que una vez superadas las dificultades técnicas, se destaque el juego poético de las cosas." dice el artista. "15 años de arte digital" en el MNBA. En esta oportunidad, dejó de lado el soporte tradicional como apoyo para la nueva tecnología y orientó el concepto de su exposición, en un recorrido de exhibición digital. Rechazó la idea de mostrar cuadros impresos y sorprendió al contemplador con proyecciones en DVD que permitieron ver quince años de prolífica labor. Las computadoras tienen a disposición 16 millones de colores, esto ayuda al ojo humano a abrirse en una nueva dimensión de la sensibilidad encontrando y desarrollando otras maneras de expresión. No es lo mismo componer en una tela plana que tener una herramienta que permita trabajar tridimensionalmente. Poder rotar alrededor de lo creado, cambiar las luces, el color, ponerlo en un lugar, sacarlo, animarlo y redimensionarlo es todo un desafío creativo. Esta búsqueda aplicada a nuevos materiales, le permitió concretar una instalación de imágenes planas sobre una superficie esférica. El resultado fueron globos inflados con helio que provocaron un recorrido a su alrededor y un cambio en la dirección de la mirada, esta vez dirigida hacia arriba. En cuanto a la instalación de la Madonna, Pla recordó que fue la primera vez que pude crear una imagen que conmovía tanto a la gente a tal punto que, en otra oportunidad en que expuse la misma obra, tuvieron que escribir "prohibido tocar", porque el roce de las manos borraba la impresión en las telas. El rostro de la Virgen María y Jesucristo fueron realizados en mosaico digital en una medida de tres por tres metros y cortados en trece tiras verticales dispuestos en el espacio de manera tal que permitía ver el rostro armado desde lejos mientras que al acercarse, miles de pequeñas caras se multiplicaban representando el todo. Transitar entre las telas suspendidas otorgaba el permiso para acceder a la intimidad de la obra y sus famosos personajes convertidos ya, en iconografía mundial. La importancia de la obra de Eduardo Pla reside en la permanencia de un factor eterno común a todos los tiempos del arte. Si bien se vale de la tecnología, no la utiliza para la aplicación de un programa impersonal, no es la búsqueda de un efecto especial lo que le interesa, sino la implementación de su lenguaje expresivo y disparador de un encuentro con nuevos mundos sensibles. Pla concretó la idea, hasta hace poco inimaginable, que el público pueda acceder en cualquier momento y lugar a la contemplación de su obra. Sólo se necesita apretar un botón para verla y otro, para imprimirla. Recién en los últimos años, la humanidad ha podido alcanzar esta suerte de acción planetaria que marca la contemporaneidad más absoluta inmersa en la cultura mediática del fin de milenio. Podemos concluir dejando abierto el espacio de la reflexión sobre estas nuevas manifestaciones estéticas, para pensar si es posible comprender esta comunión entre arte y tecnología desde el punto de vista de cómo ha sido entendido el arte tradicionalmente. La estética que surge del manejo de la tecnología digital, pareciera que viene a convulsionar las tranquilas aguas del arte convencional, o será que necesitamos despojarnos de lo ya aprehendido legitimado por la modenidad y considerar una reconversión del arte con bytes y pixels incluidos? Eduardo Pla nació en Buenos Aires, Argentina en 1952. Se formó en electrónica para las comunicaciones, arquitectura, diseño y dirección cinematográfica. A partir de la década del ochenta incursiona en el arte digital. En Italia y Estados Unidos, realiza estudios de diferentes disciplinas como dirección artística, videographic, computer graphic design, animación, multimedia y realidad virtual. Desde 1970 llevó a cabo más de sesenta exposiciones individuales en Argentina, Italia, Uruguay, U.S.A., China, Francia, entre otros. Ha participado con obras y videoinstalaciones en numerosos festivales, salones y ferias de arte

Posted by Hello


Siento un especial cariño por mi jirafa.
Posted by Hello


ESFERA EN PUERTO MADERO BUENOS AIRES
Posted by Hello

CATÁLOGO DE INFIERNOS, DE JOSÉ LUIS CAMPAL



Existen en este diminuto libro de poesía dos “y” que resultan altamente expresivas. Las dos aparecen en el mismo poema: son su principio y su final; se trata del último, el número IX, cuyo título, el mismo número, va precedido de “y” (ilustrando, así, la información de que el lector acometerá con él su delectación en el último poema) y cuyo fin es un seco verso -sequísimo-, que no dudamos en calificar de “invernal”: “Un soplo y”, así, sin punto, sin siquiera esos puntos suspensivos que el suspenso de la lectura espera. De ese modo “y” muy bien podría ser el nombre del “soplo” (“el soplo y”), o una sencilla conjunción fuera de su lugar, o una mísera errata (el técnico de composición tecleó “y” en lugar de “.” (punto). Pero pensamos que en Campal ha de ser algo más que todo eso. O una broma.

Lo cierto es que Catálogo de Infiernos es un opúsculo serio aunque enjuto que se bebe de un solo trago, un trago que, creemos, ni aún a su autor debe de haber calmado la sed. Los poemas son expresivos, claros (y si son oscuros, que lo son, es por la iluminación que les otorga Campal), fulminantes (“Fulminado por las ácidas fiebres del vértigo”).

Predominan vocablos clasificables en campos semánticos muy próximos entre sí: “ácido”, “grumoso”, “descompondría” (I), “vacío”, “sima” (II), “cavernoso”, “ponzoña”, “perdedores” (III), “pus”, “terror” (IV)… Y permítasenos cesar en la enumeración porque correríamos el riesgo de, completándola, hacer en esta reseña una transcripción casi íntegra del poemario. La voz poética se desparrama en lejanías, en aplastamientos (¡y qué aplastamientos!), como si se tratara de sangre, sangre joven disecada que dolorosamente gime. Son gemidos con eco, que resuenan como al través de un altavoz, de un megáfono vibrante que, aunque a veces chirríe, chirría acompasadamente a su propia naturaleza. Bramidos en cavernas -con megáfono-, conjunto de soliloquios -enseñados-, parece que aspiran al vacío porque en él ha de encontrarse su más genuina esencia (en este caso, como polos diferentes de un imán, los dos campos opuestos se atraen, endemoniadamente).

En el alma de Campal hay un enorme monstruo que le impide (“catálogo de infiernos”) escribir poemas de amor, si es que los de la muerte no lo son. Alucinado el infierno con que nos rocía -el suyo-, este poeta polifacético -polipoeta podría decirse- nos transmite sus estentóreos miedos y crea, así, el poemario del terror, una tiniebla partida en nueve jirones-gemido, inconclusa y digna de ser tenida sobre la mesa, además de su “y” final.
(Ayuntamiento de Laviana, 1991)
Reseña de lectura de Francisco J. Lauriño
(REY LAGARTO Núm. 11-12, 1991, III-IV)


LA HIERBA QUE POCAS VECES CRECE, por Michael Duck


ERASE QUE SE ERA
UN PEQUEÑO BARBUDITO
CRECIO BARBUDITO
Y CUANDO EL BARBUDITO
SE ESTABA MURIENDO,
SE MIRO AL ESPEJO Y
SE DIJO A SI MISMO
LLEVO LA BARBA DESDE
QUE NAZI
LLEVO BARBA CUANDO
CRECIA,
Y AHORA QUE ME MUERO
SIGO LLEVANDO BARBA,
PENSANDO ESTO SE DIJO
A SÍ MISMO: ¿POR QUÉ NO
ME AFEITO?
Y LO HIZO, SE AFEITO,
Y EN ESE MISMO INSTANTE
EN UN MUNDO MUY
LEJANO EMPEZO A
CREZER LA HIERBA
A FLORECER LOS
VALLES Y SER
FERTILES LOS PRADOS,
EN ESE INSTANTE SE
DIO CUENTA DE QUE
ERA UN DIOS EL DIOS
DE LA ABUNDANCIA EN
UN MUNDO MUY MUY
LEJANO.


(Me presento de la manera más facil: me llamo Luis Miguel, pero mis amigos me conocen como Miguelito. Conocí a quien me invitó a esta página un día de lluvia; es lo único que recuerdo en realidad, pero sí que recuerdo algo: nunca se me olvidará lo que supuso para mí conocer a aquel tipo de barba profunda y pelo desaliñado, de alma noble y corazón quebrado. Fue como un soplo de aire fresco en mitad del humo de mi apesadumbrada existencia. Por eso doy gracias al destino, a la suerte y a quien quiera que sea el hacedor que hizo que nos encontráramos. Gracias por extraer de mí lo que estaba oculto y no era capaz de sacar fuera.)

domingo, diciembre 12, 2004

Procesado un militar por matar a Víctor Jara


CONSECUENCIAS DEL INFORME SOBRE LA TORTURA:
* Un juez chileno encarcela al jefe del centro donde estuvo preso el cantante


Abel Gilbert - Buenos Aires


El juez chileno Juan Carlos Urrutia procesó y ordenó encarcelar ayer al teniente coronel retirado Mario Manríquez Bravo al existir "fundadas sospechas" de haber sido el autor de uno de los asesinatos que estremecieron al mundo tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973: el del cantante Víctor Jara. Manríquez Bravo fue el jefe del inmenso campo de prisioneros que se instaló en el Estadio Nacional de Chile, en Santiago.

Y Jara, personaje emblemático de la derrocada Unidad Popular, fue uno de sus cautivos. Allí escribió su último poema: "Somos cinco mil / en esta pequeña parte de la ciudad / somos cinco mil / ¿cuántos seremos en total en las ciudades y en todo el país". Pocos días después de que se iniciase la dictadura del general Augusto Pinochet, el autor de Te recuerdo, Amanda fue encontrado sin vida en el sur de Santiago, cerca del cementerio. Su cuerpo había sido atravesado por 34 impactos de bala. Sus manos, que habían sido golpeadas con la culata de los fusiles, "quedaron reducidas a una sola herida", según el dictamen judicial.


"BRUTALES TORTURAS"

Su viuda, Joan Turner, relató en el libro Canto truncado que, antes de morir, el músico y director de teatro "apenas podía caminar, tenía la cara y la cabeza ensangrentadas, al parecer le habían roto una costilla y le dolía el vientre, donde le habían pateado".

El juez comprobó que todas las "brutales torturas" tuvieron lugar en el interior del Estadio Nacional y sostiene que Jara murió en ese lugar. Ahora, Urrutia quiere que el mismo Pinochet le cuente, mediante un escrito, qué es lo que sabe del asesinato. "Hoy es un día de felicidad para la cultura nacional", dijo el abogado Nelson Caucoto, al conocer el fallo.

Han pasado 31 años de aquellos hechos. Sólo hace escasas semanas, y en virtud de las nuevas condiciones políticas derivadas del impactante Informe sobre la Prisión y la Tortura, la autocrítica de los militares y un fallo del Tribunal Supremo contra la ley de amnistía de Pinochet, la justicia chilena comenzó a avanzar a paso redoblado en numerosas causas pendientes. Es la primera vez que un militar es procesado por el caso Jara.

Para el juez Urrutia, el teniente coronel Manríquez Bravo "facilitó los medios con que se cometió el homicidio" o "o al menos lo presenció sin tomar parte inmediata". La decisión judicial coincidió con otro acto reparador: a partir de ahora, el Estadio Nacional se llamará Víctor Jara.


EL HOMENAJE

"A aquellos 5.000 le dedicamos este cambio de nombre, a los que, igual que Víctor, fueron asesinados, a los que fueron torturados, a los que salieron de aquí para desaparecer para siempre, a los supervivientes", dijo la viuda del cantante durante una ceremonia a la que asistieron artistas, representantes del Gobierno y expresos políticos de la dictadura.


sábado, diciembre 11, 2004

COMO NUEVAS (Je, je, je...)

Están un poco mejoradas, pero pueden mejorarse todavía más. ¡Saludos, Casi!

Tratamiento por Francisco J. Lauriño

AGENDA CAUCE DEL NALÓN



VIERNES 17 DE DICIEMBRE A LAS 20'15. CASA DE LA CULTURA DE LA FELGUERA
PRESENTACIÓN DEL LIBRO "LAS PRINCESAS ASTURIANAS" DE COVADONGA BERTRAND DE LA MANO DE RICARDO LABRA (POETA)


SÁBADO 18 DE DICIEMBRE. VISITA AL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO Y EL MUSEO DEL FERROCARRIL DE GIJÓN.
SALIDA DEL AUTOBUS DE SAMA A LAS 10'30, LA FELGUERA 10'35, OVIEDO (FÁBRICA DE ARMAS) 11'00


JUEVES 23 DE DICIEMBRE A LAS 19'30. TEATRO DE EL ENTREGO. CONCIERTO DE "SAX ATTACK"
JAZZ, SWING, FUNK Y BANDAS SONORAS. ENTRADA 3€. SOCIOS INVITACIÓN QUE SE RECOGERÁ EN EL TEATRO.

Federico Maculan



Exposición en la Residencia de la Embajada de Suecia

Auspician:
Embajada de Suecia en Buenos Aires
EMA - Esclerosis Múltiple Argentina
Artesur - Portal y Comunidad de Arte
www.artesur.com/maculan

Federico Maculan, los personajes y los rostros
Exponente de una innovadora figuración, Federico Maculan profundiza en los vericuetos del misterio, justo hasta lo necesario, para alcanzar lo imprescindible, la fuerza del incontenible deseo del momento, del instante preciso, del ángulo que nos muestra el ojo, parte del rostro, el cuerpo esbelto desnudo femenino tendido en la cama, los autorretratos, los personajes que son distintos pero, a la vez, iguales. Buscador impenitente, trabaja el óleo con singularidad, buscando la esencialidad densa, la superficie de la materia.
Toca la materia y se eleva, elevándonos a estadios superiores, siendo reflexivo, buscando ser coherente, austero, respetuoso con la bandera del color.
Es un captador de sombras, de proyecciones de entidades y personajes que se nos muestran con claridad, pero, en ocasiones, insinuándolos, casi sin considerandos atractivos y claros, sino misteriosos, inmersos en el enigma de la incógnita, sumergiéndolos en la fortaleza de la esencia, en el descubrimiento de la propia evidencia. Una evidencia basada en recrearse en lo desconocido, de ahí que sus personajes sean auténticos extraños, pero, a la vez, sean uno mismo, él mismo. Los disfraza, viste, arropa a base de ungüentos especiales, de pócimas y de todo tipo de disfraces, para hallar un cierto eclecticismo, que no anonimato, buscando una nueva comprensión de la figuración.
Sincrético, aúna esfuerzos para mostrar con claridad la fortaleza de la visión ancestral, de la mirada de los rostros que son expresivos, melancólicos, directos; producto del drama, de la intensidad de la vida, de la palabra viva, de la llama encendida de cuerpos y corazones, de deseos que buscan la claridad, de intenciones que va más allá de lo circunstancial.
No hay anécdota, no trabaja el detalle para controlar el enigma, sino que busca la síntesis, persiguiendo el misterio, para no desvelarlo jamás.
La clave de su pintura está en que sus personajes y rostros, son parte del enigma y este posee un código de interpretación que es directo, pero, a la vez, sutil, alambicado y laberíntico.
No nos perderemos si analizamos su obra con actitud abierta. Tampoco hay posibilidad de confusión,
porque la libertad está por encima de lo estructurado, de ahí que la mente vuele libre y que su obra sea actual.
Joan Lluís Montané
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte
Artesur.com @ Prensa Dedicada


Flyer artesur
Posted by Hello


Federico Maculan bajo el Arco de La Defensa.París
Posted by Hello


Cinzas, só cinzas,
Intangiveis manifestações de nos.
Zuído no zambujal do desejo.
Acre o sabor de nosso rasto.
Manequím preguiçoso
Fiqué deitado no chão

Posted by Hello

viernes, diciembre 10, 2004

LA URQUÍA



La Urquía
BONI ORTIZ
La primera vez que vi sus ojos azules, yo no era más que un niñato que se creía el nieto predilecto de Bakunín. Por aquel entonces, no nos saludábamos por la calle, a pesar de que nos reuníamos una vez por semana con otras amigas suyas, en sus propias casas de manera rotativa. Aquellas reuniones, a las que también venía un cura, eran una delicia: la anfitriona de turno, siempre nos ponía chorizo, queso, vino y mejillones de lata. Todas tenían sus profesiones, sus casas y sus vidas, salvo yo que no tenía nada que perder salvo las cadenas y la inconsciencia. Mientras escribo esto, comprendo el buen criterio de aquellos adultos que decidieron encuadrarme en aquella célula sosegada y repleta de gente tranquila, compensando mi carácter de niñato intransigente y furioso.
Con solo diecisiete años, cayó sobre mi el peso de las feroces leyes del franquismo y pasé a la situación de "quemado". A partir de aquel momento nadie podía relacionarse conmigo, si no había razones "naturales" para ello y, por supuesto la organicidad de un colectivo clandestino, no lo era. Nos cruzábamos en la calle gente que no podíamos saludarnos, a pesar de compartir entre nosotros el extraordinario vínculo que suponía un proyecto común trasformador y libertario, para el planeta que pisábamos.
Corría la primavera de 1972 y en unos días, tenía que presentarme en Madrid a un juicio del Tribunal de Orden Público en Salesas. Estaba en libertad provisional bajo fianza, por lo que acudiría a la vista por mi propio pie y después de la farsa del juicio, esperabas oculto una sentencia que aquellos jueces emitían basándose exclusivamente, en las diligencias e informes policiales, sin pruebas, ni testigos, ni nada de nada. Una vez sabida la "tacada" de años que te metían, te quedabas para su cumplimento o te las pirabas para Francia. Me acordaré toda la vida de un billete grande de francos nuevos que mi querida amiga Urquía puso en mi mano, por si tenía que pasar la frontera y enfrentar algún gasto de urgencia: comida, bebida o alguna llamada. No hizo falta, "solo" me metieron dos años y medio y aquel billete, me imagino que lo traduje a pesetas, para después convertirlo en cerveza.
La Urquía no era de este mundo, en el que priman el exhibicionismo, la vanidad y el lucro individual. Era una resistente que lo enfrentaba con la rotundidad y la ponderación que le eran propias, desde la conciencia crítica, la confianza en la humanidad y la solidaridad. Estoy seguro de que ese Dios en el que ella creía, la estará abrazando y alucinando con sus ojos azules y su sonrisa clara; que aproveche y aprenda de la inteligencia, de la discreción y bondad de Ángeles Urquía.



La keniata Maathai, Premio Nobel de la Paz, se convierte en la primera mujer africana en recibir el galardón
El Premio Nobel de la Paz 2004 fue entregado hoy en el Ayuntamiento de Oslo a la keniata Wangari Maathai, la primera mujer africana y primera militante ecologista que recibe este prestigioso galardón
Europa Press 10/12/2004 14:03
El presidente del Comité Nobel, Ole Mjoes, entregó el premio a la "plantadora de árboles" keniata, vestida de naranja, durante una solemne ceremonia en presencia de la familia real noruega.
Al dirigirse a la "querida mamá Wangari Maathai", Mjoes justificó en su discurso la atribución del premio de la paz a una ecologista, un gesto criticado por algunos, que lo consideraron una "desviación" del Nobel. Tras haber ampliado su campo de referencia a la defensa de los Derechos Humanos en las últimas décadas, "el comité Nobel noruego ha extendido más adelante su definición de la paz este año", dijo.
"Hay conexiones entre la paz, por una parte, y el medioambiente por otra, cuando la escasez de los recursos como el petróleo, el agua, los minerales o la madera están en el centro de disputas", explicó.
Abogada de los Derechos Humanos, elegida diputada del Parlamento keniata y ministra adjunta de Medio Ambiente, Maathai, de 64 años, fundó en 1977 el "Movimiento del cinturón verde". La iniciativa ha permitido plantar más de 30 millones de árboles, ralentizando así la desertificación del continente africano al mismo tiempo que revalorizó el estatus social de numerosas mujeres empleadas para las necesidades de la causa.
El Premio Nobel consiste en un diploma, una medalla de oro y un cheque de 10 millones de coronas suecas (alrededor de 1,1 millones de euros).


Posted by Hello


El Entrego al inicio de la conurbación moderna
Posted by Hello

jueves, diciembre 09, 2004


Los papeles siempre me trajeron por la calle de la amargura
Posted by Hello


Un alma gemela que se nos murió lejos de Guinea. Nuestra patria querida y perdida.
Posted by Hello


Fai unos cuantos años en les escueles de la Nespral ficimos unes fotos que nunca vieron la luz. Güei apaez una delles. Salud
Posted by Hello

martes, diciembre 07, 2004

UNIFICAR EL ESPAÑOL



En vista de la evolución del castellano en los últimos años, debido a las aportaciones realizadas por los jóvenes, la Real Academia de la Lengua dará a conocer, la reforma modelo 2004 de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanohablantes.

Será una enmienda paulatina, que entrará en vigor poco a poco, para evitar confusiones.

La reforma hará más simple el castellano, pondrá fin a los problemas de otros países y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua.

La reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales:

Supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo despegue del plan, todo sonido parecido al de la k será asumido por esta letra. En adelante pues, se eskribirá: kasa, keso, Kijote...

Se simplifikará el sonido de la c y z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamericanos ke convierten todas estas letras en un úniko fonema "s" Kon lo kual sobrarán la c y la z: "El sapato de Sesilia es asul".

Desapareserá la doble c y será reemplasada por la x: "Tuve un axidente en la Avenida Oxidental".

Grasias a esta modifikasión, los españoles no tendrán desventajas ortográfikas frente a otros pueblos, por su estraña pronunsiasión de siertas letras.

Asimismo, se funden la b kon la v; ya ke no existe diferensia alguna entre el sonido de la b y la v. Por lo kual, a partir del segundo año, desapareserá la v.Y beremos kómo bastará kon la b para ke bibamos felises y kontentos.

Pasa lo mismo kon la elle y la y. Todo se eskribirá kon y: "Yébeme de paseo a Sebiya, señor Biyar".

Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

La hache, kuya presensia es fantasma, kedará suprimida por kompleto: Así, ablaremos de abas o alkool. No tendremos ke pensar kómo se eskribe sanaoria y se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre "echo" y "hecho". Ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

A partir del terser año de esta implantasión, y para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá kon doble r: "Rroberto me rregaló una rradio".

Para ebitar otros problemas ortográfikos, se fusionan la g y la j, para ke así, jitano se eskriba komo jirafa y jeranio komo jefe. Aora todo ba kon jota: "El jeneral jestionó la jerensia".
No ay duda de ke esta sensiya modifikasión ará ke ablemos y eskribamos todos kon más rregularidad y más rrápido rritmo.

Orrible kalamidad del kasteyano, en jeneral, son las tildes o asentos. Esta sankadiya kotidiana jenerará una axión desisiba en la rreforma; aremos komo el inglés, ke a triunfado universalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas desde el kuarto año, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo.
Berbigrasia:
"Komo komo komo komo!"
Las konsonantes st, ps o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos lo masimo posible a la pronunsiasion iberoamerikana. Kon el kambio anterior diremos ke etas propuetas okasionales etan detinadas a mejorar ete etado konfuso de la lengua.

Tambien seran proibidas siertas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano.
Asi, se dira: "¿ke ora es en tu relo?", "As un ueko en la pare" y "La mita de los aorros son de agusti".
Entre eyas, se suprimiran las eses de los plurales, de manera ke diremos "la mujere" o "lo ombre".

Despues yegara la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo. El uso a impueto ke no se diga ya "bailado" sino "bailao", no "erbido" sino "erbio" y no "benido" sino "benio".

Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, al fin y al kabo. Dede el kinto año kedaran suprimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia. Adema y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa ke nuetro padre latin rrechasaba, kateyano karesera de artikulo.
Sera poko enrredao en prinsipio y ablaremo komo fubolita yugolabo, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma resultan ma fasile.
Profesore terminaran benerando akademiko ke an desidio aser rreforma klabe para ke sere umano ke bibimo en nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de "Serbante y Kebedo."
Eso si: Nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe. Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ispanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio korason bibifikante de istoria kastisa epañola unibersa.

Carolina García


Masgypión en la carretera
Posted by Hello


Felicidades Lauro, que cumplas muchos más. Casimiro
Posted by Hello

lunes, diciembre 06, 2004

Dos poemas



El sol se resite a salir hoy,
no hay tráfico a estas horas primeras,
el esfuerzo de madrugar sólo se mantiene
entre semana.
Ardo por dentro de la piel
como un cohete antes de explotar,
un fuego artificial que se desparrama
en mi cielo formando la silueta
perfecta mil veces expandida
de un homínido en zapatillas.


Masgypión, el hermano de Ulises,
regresa siempre. Las costas reidoras
le reciben con una canción
de espuma y percusión. Telecomunicaciones aparte
cuando toca tierra agradece con todo el peso
de su cuerpo el efecto gravitatorio. Saluda
y parte de nuevo en ese continuo vagar oceánico.

El Entrego a 6 de diciembre de 2004
Casimiro Palacios

sábado, diciembre 04, 2004


Casa do chá. Obra de Alvaro de Siza en la playa da Boa Nova. Fotografía de Casimiro Palacios
Posted by Hello

El escritor argentino Aníbal Ramón Morixe gana el I Concurso de Microrrelatos Mineros ''Manuel Nevado Madrid'




El escritor argentino Aníbal Ramón Morixe gana el I Concurso de Microrrelatos Mineros ''Manuel Nevado Madrid'', entre 429 originales recibidos
www.ccooasturias.es, diciembre de 2004
Un jurado compuesto por Benigno Delmiro Coto (Presidente del Jurado), Francisco Prado Alberdi, Elías García Domínguez, Elvira Fernández Alvarez, Asunción Naves Peláez, Juanjo Barral y José García Fernández (que actuó como Secretario) acaba de conceder el premio del I Concurso de Microrrelatos Mineros ''Manuel Nevado Madrid'', que convoca la Fundación Juan Muñiz Zapico de CC.OO. de Asturias, al escritor argentino Aníbal Ramón Morixe, por su obra ''Cuando la jaula vuelve a subir''. El premiado recibirá 700 euros en metálico más un lote de libros y un grabado de Manuel Calvo por valor de 300 euros.
Al certamen se presentaron 429 microrrelatos, remitidos por 345 participantes (las bases del premio establecían la posibilidad de presentar hasta tres originales); de ellos, 116 asturianos, 181 del resto del Estado español y 48 del extranjero: Cuba, Argentina, Bolivia, Uruguay, Chile, Costa Rica, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Suecia, entre otros países.
Tal como contemplaban las bases del concurso, el Jurado otorgó dos accésit: uno para el mejor original escrito en asturiano (de los 38 recibidos), y que obtuvo Ricardo Candás Huerta, por su obra ''El lladrón de llapiceros''; y un segundo para la mejor obra recibida por un autor menor de 26 años, y que recayó en Natalia Fernández Rodríguez, por su obra ''Et in arcadia ego''.
Los relatos galardonados serán dados a conocer, con una lectura pública, mañana sábado en el edificio ''Asturias'' de Bruselas (Rue Saint Laurent, 36-38), dentro de los actos organizados por el Centro Asturiano de Bruselas y la Fundación Juan Muñiz Zapico para celebrar la festividad de Santa Bárbara, y que incluyen, entre otros:
18.00: Presentación y recorrido explicativo de la exposición sobre la historia de CC.OO. de Asturias.
18.30: Proyección del documental ''Hay una luz en Asturias'', basada en testimonios y testigos de las huelgas del 62.
20.00: Acto público de lectura de los premios del I Concurso de Microrrelatos Mineros ''Manuel Nevado Madrid''.
20.30: Presentación del libro ''Literatura y minas en la España de los siglos XIX y XX'', a cargo del autor, Benigno Delmiro Coto.


Acta del jurado
En Oviedo, en la sede de la Fundación "Juan Muñiz Zapico" (c/ Santa Teresa nº 15), se reunió el jurado calificador del Primer Concurso de Microrrelatos Mineros "Manuel Nevado Madrid". Estando presentes: D. Benigno Delmiro Coto (presidente del jurado), D. Francisco Prado Alberdi, D. Elías García Domínguez, Dña. Elvira Fernández Álvarez, Dña. Asunción Naves Peláez, D. Juanjo Barral, D. José García Fernández (como secretario) y D. Benjamín Gutiérrez Huerta (como coordinador técnico).
Deciden que el accésit asturiano es para "El lladrón de llapiceros", del que es autor D. Ricardo Candás Huerta.
Se hace mención especial a "El chigre de Artosa", del que es autora Dña. Elisabet Felgueroso López.
Primer Premio para el relato: "Cuando la jaula vuelve a subir", del que es autor D. Aníbal Ramón Morixe.
Mención especial al relato "La hora mala", del que es autor D. Miguel Matesanz Gil.
Premio accésit joven (menor 26 años), al relato "Et in Arcadia ego", de Dña. Natalia Fernández Rodríguez.
Finalistas: "El dedo", del que es autora Dña Mª Jesús Cascallana Martínez, "¿Te acuerdas, guaje?", del que es autor D. José Manuel Sanchís Calvete, "Aquí no pasa el tiempo", del que es autor D. Gregorio Andrés Echevarría Vidal, y "La carbonera", del que es autora Dña. Susana Cidón García.
De todo lo cual como secretario doy fe con la presente acta, que todos los componentes del jurado firman.
En Oviedo, a 25 de Noviembre del 2004.
Firmada por:
D. Benigno Delmiro
D. Elías García
Dña. Elvira Fernández
Dña. Asunción Naves
D. Juanjo Barral
D. José García
D. Francisco Prado

© Fundación Juan Muñiz Zapico
fundacion.jmz@asturias.ccoo.es

jueves, diciembre 02, 2004

Serie fotográfica "Popnox espía a Cauce del Nalón"

HUELLAS DE DINOSAURIO...

Por Francisco J. Lauriño

Ernesto Sábato. Mejor no hablar de ciertas cosas


¿Qué es lo que pasa con Ernesto Sábato? ¿Hay una campaña de desprestigio orquestada en contra suya o son ciertas las acusaciones de doble moralidad e incoherencia, para quedar bien con todos y en detrimento de la justicia, la verdad y la democracia? Las pruebas parecen apuntar a lo segundo, por desgracia para quienes le teníamos gran respeto a su figura.

Reproduzco un correo electrónico que recibí hace pocos días. Juzgad vosotros mismos:


----- Original Message -----
From: "Asamblea Cid Campeador"
Sent: Sunday, November 28, 2004 6:22 PM


Por estos días, el escritor argentino Ernesto Sábato fue premiado durante el reciente Congreso de la Lengua española, desarrollado en la ciudad de Rosario.
A los integrantes de Sudestada nos llamó mucho la atención que una personalidad como la del autor de “Sobre héroes y tumbas” fuera despedido con una ovación, sabidas son sus permanentes contradicciones y oportunismos políticos con cuanto gobierno militar asumiera el poder.

Apenas caben dos posibilidades: o bien la gente que aplaudía acuerda con las posiciones que desde siempre exteriorizó Sábato a nivel político (que detallamos en el artículo que sigue); o bien no son conocidas sus profundas opiniones sobre las peores épocas de nuestro país, expresadas siempre mientras en Argentina eran perseguidos y desaparecidos hombres del trabajo y la cultura. Para los que entiendan que es la segunda opción la verdadera, es que publicamos a continuación un largo texto crítico (que apareció por primera vez en el número de abril de 2004) hacia las posiciones políticas del señor Ernesto Sábato. Para destacar a quién aplaude un sector de nuestra sociedad, y para recordar a quiénes aplaudían décadas atrás, también.

Consejo de dirección de revista Sudestada
(www.revistasudestada.com.ar/ www.sudestada.fwd.com.ar )
-----------------------------------

Ernesto Sabato

Mejor no hablar de ciertas cosas

Breve recorrida por el mapa de contradicciones, ambigüedades e hipocresías del escritor Ernesto Sabato durante los años más oscuros de nuestro país, o pequeño manual de estilo de las miserias de un intelectual funcional a la dictadura militar en los setenta y, años después, erigido como prócer de la democracia y los derechos humanos.

"Sí, ahí lo tienen: con cruel y delicada exactitud, en estos retratos está, como un condenado entre rejas, mi propio espíritu: el retrato con que observo el universo".
Ernesto Sabato, febrero de 1974.

Existe una verdad a voces en el mundo de la cultura que perdura en el tiempo:
un artista merece ser juzgado por lo mejor de su persona, que es su obra.
Definición que cobra verdadero significado cuando se pone en evidencia la contradicción entre el artista y su creación, muchas veces reflejo de un talento que no tiene porqué llegar acompañado de posiciones políticas o humanas razonables.
Los casos en la historia de cruces de este tipo nunca terminan, artistas de propuestas revolucionarias en cualquier rama del arte y, a la vez, voceros de las ideas más reaccionarias de su tiempo.
Cuántas veces se ha repetido el debate, y cuántas veces ha sido necesario diferenciar esos dos universos dentro de la misma persona para valorar en su real medida la obra del artista cuestionado. Sin embargo, lo curioso surge cuando la parte que se alaba del artista en cuestión no es su obra; es decir, cuando al creador se le aplaude sólo por sus concepciones políticas. Y la paradoja extrema se sucede cuando el creador recibe elogios por una lucha que no es la suya, por un compromiso que jamás tuvo y por un presente que, a decir verdad, oculta muchas veces un pasado repleto de las peores miserias.
¿Cómo entender este curioso conflicto? ¿Quién, en definitiva, resulta ser el responsable de tamaño error histórico? ¿El creador aplaudido o sus fieles, conmovidos por un ejemplo de vida que no se sabe bien quién inventó ni de dónde salió?
"Una de las grandes desdichas del creador es que lo admiren por sus defectos", afirmó el escritor Ernesto Sabato en 1963, y razón no le falta.
De hecho, la frase encaja de modo perfecto para referirse a su propia historia: la trayectoria de un intelectual erigido hoy como referente irrefutable de los derechos humanos y de la participación democrática.
Recorrer un archivo es también recorrer el pasado de un país y de su pueblo.
Para ello es necesario observar el comportamiento de una sociedad que hoy elige como prócer a un intelectual que no sólo fue funcional a la política criminal de la dictadura más sangrienta de la historia, sino que también generó la teoría política que resultó la coartada en plena retirada de los mismos asesinos que, años después, se ocupó de criticar. Por suerte, existe el archivo. Vale la pena ejercitar la memoria y recorrer la tragedia de un escritor que refleja, en buena parte, la hipocresía de toda nuestra sociedad.


Entrevista con el vampiro

Alguien anunció que ya salían y los flashes ametrallaron a las personalidades que recién terminaban de protagonizar un histórico almuerzo con el dictador.
Jorge Luis Borges eludió hábilmente el cerco periodístico y se perdió en los pasillos de la Casa de Gobierno; el presidente de la SADE, Horacio Ratti, y el cura escritor Leonardo Castellani optaron por mantener un muy bajo perfil ante los micrófonos. De modo que la responsabilidad de hablar frente a la multitud de periodistas, notoriamente excitado, sonriente y verborrágico al extremo, fue del señor Ernesto Sabato.
"Es imposible sintetizar una conversación de dos horas en pocas palabras, pero puedo decir que con el presidente de la Nación hablamos de la cultura en general, de temas espirituales, históricos y vinculados con los medios masivos de comunicación", dijo, a modo de introducción de lo que sería una larga exposición ante la prensa. Luego afirmó:
"Hubo un altísimo grado de comprensión y respeto mutuo. En ningún momento el diálogo descendió a la polémica literaria o ideológica, tampoco incurrimos en el pecado de la banalidad. Cada uno de nosotros vertió, sin vacilaciones, su concepción personal de los temas abordados".
Ante la insistencia de los periodistas, explicó que "fue una larga travesía por la problemática cultural del país. Se habló de la transformación de la Argentina, partiendo de una necesaria renovación de su cultura". Y para el final, reservó su opinión acerca de la entrevista con el dictador. Respuesta que, por otra parte, apareció publicada al día siguiente en los matutinos de todo el mundo:
"El general Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la cultura del presidente" (1).
Esas elogiosas palabras resuenan en los laberintos de la historia argentina, todavía...
Pero toda reunión de importancia tiene su contexto que vale la pena conocer.
El 19 de mayo de 1976 fue la fecha elegida por la Junta Militar para convocar a destacados hombres de la cultura para un almuerzo con el general Videla, como señal inequívoca de apoyo de la fracción de intelectuales que no habían colaborado con la llamada "subversión". Para eso, para blanquear la imagen del gobierno militar, fue que se eligieron a dedo los protagonistas de la reunión.
Dos semanas antes, el escritor Haroldo Conti era secuestrado de su casa por un grupo de tareas, y su situación era una incógnita. Había pasado a engrosar la ya por entonces abultada lista de "desaparecidos".
El poeta Miguel Ángel Bustos, y el cineasta Raymundo Gleyzer corrieron la misma suerte que Conti algunas semanas después, al igual que otros cientos de intelectuales, artistas, estudiantes, trabajadores y militantes durante aquellos primeros meses de una cacería despiadada, organizada sistemáticamente desde el Poder Ejecutivo.
Sin embargo, nada se dijo en aquella conferencia de prensa en Casa de Gobierno de la desaparición de Conti, ni de ningún otro.
De hecho, el propio Sabato dejó en manos del gobierno la difusión de los temas tratados:
"Creo, por razones de cortesía, que debe ser la Secretaría de Información Pública
la que informe sobre lo tratado".
Con el tiempo se supo que en la reunión la suerte de algunos artistas secuestrados fue un tema que se deslizó apenas durante el encuentro a partir de la iniciativa de Ratti (quien le entregó en mano a Videla una lista de una decena de escritores que se encontraban "a disposición del Poder Ejecutivo"); y del cura Castellani, quien preguntó por la situación del ex seminarista Haroldo Conti:
"Anoté su nombre en un papel y se lo entregué a Videla, quien lo recogió respetuosamente y aseguró que la paz iba a volver muy pronto al país", señaló tiempo después. Nadie más de los asistentes se interesó por los artistas desaparecidos. Nadie más.
Semanas después, la revista Crisis, dónde trabajaba Haroldo Conti hasta ser secuestrado, consultó a los protagonistas sobre los temas abordados. La respuesta de Ernesto Sabato a la requisitoria de la publicación fue tajante y muy democrática:
"Yo no hago declaraciones para la revista Crisis".
Borges adujo falta de tiempo y no respondió, aunque días antes había reconocido sin rubores el motivo de su visita a Casa de Gobierno:
"Le agradecí personalmente (a Videla) el golpe de Estado del 24 de marzo que salvó al país de la ignominia, y le manifesté mi simpatía por haber enfrentado la responsabilidad del gobierno. Yo, que nunca he sabido gobernar mi vida, menos podría gobernar el país".
De modo que los únicos que realmente comentaron detalles de la reunión fueron el cura Castellani y Ratti.
El padre jesuita explicó que "quienes más hablaron fueron Sabato y Ratti, que llevaban varios proyectos. (...)
Videla se limitó a escuchar.
Creo que lo que sucedió es que quienes más hablaron, en vez de preguntar, hicieron demasiadas propuestas. En mi criterio, ninguna de ellas fue importante, porque estaban centradas exclusivamente en lo cultural y soslayaban lo político. Sabato y Ratti hablaron mucho sobre la ley del libro, sobre el problema de la SADE, sobre los derechos de autor, etc". El propio Castellani ratificó después el notorio protagonismo del autor de El túnel en el encuentro:
"Sabato habló mucho, y propuso el nombramiento de un consejo de notables que supervisara los programas de televisión. (...) Borges dijo que él no integraría jamás ese consejo de prohombres. Sabato, entonces, agregó que él tampoco. Yo pensé en ese momento para qué lo proponía entonces. O sea que ellos embarcaban a la gente pero se quedaban en tierra".
Por su parte, el presidente de la SADE, después de explicar que se tocó el tema de la censura y de los derechos de autor, calificó a Videla como "un hombre muy comprensivo e inteligente", y destacó que cuando le entregó la lista de escritores "que estaban pasando por una situación muy lamentable" la respuesta del militar fue darle garantías:
"Nos aseguró terminantemente que cada una de estas situaciones iba a ser analizada y aclarada de acuerdo con la ley, lo que nos tranquilizó bastante" (2).
Más que satisfechos unos, con sentimientos encontrados otros, los destacados hombres de la cultura abandonaron el recinto con la certeza de haber asistido a un hecho histórico:
después de todo, uno no se reúne todos los días con el presidente de la Nación.

Algo más que un error

Con el tiempo, muchos intentaron justificar la actitud de Sabato en su entrevista con Videla con infinidad de excusas. Incluso el propio escritor explicó, ya en democracia, las razones de su asistencia (ver recuadro).
Lo cierto es que los que consideran la presencia del intelectual esa tarde en Casa de Gobierno como "un error", muchas veces aducen que ese "traspié" es el único que puede reprochársele al señor Sabato.

Nada más alejado de la realidad.

En junio de 1966, el general Juan Carlos Onganía derrocaba al presidente Arturo Illia, con el consentimiento tácito de gran parte de la sociedad argentina, y también con el respaldo exultante de parte de la intelectualidad.
Entre los más entusiastas por la llegada del gobierno militar se encontraba el autor de la siguiente cita:
"Creo que es el fin de una era. Llegó el momento de barrer con prejuicios y valores apócrifos que no responden más a la realidad. Debemos tener el coraje para comprender (y decir) que han acabado, que habían acabado instituciones en las que nadie creía seriamente. ¿Vos crees en la Cámara de Diputados? ¿Conoces mucha gente que crea en esa clase de farsas? Por eso la gente común de la calle ha sentido un profundo sentimiento de liberación. Hay en el pueblo (como en los chicos) una necesidad de verdad hondísima.
(...) Se trata de que estamos hartos de mistificaciones, hartos de politiquerías, de comités, de combinaciones astutas para ganar tal o cual elección. Estamos avergonzados de lo que hemos llegado a ser, no ya en el mundo, sino en América Latina, al lado de potencias como Brasil y México. Qué, queremos seguir siendo una especie de burocracia cansada y decadente, en nombre de no sé qué palabras que no son nada más que eso, palabras. No se hace una gran nación con palabras, y mucho menos con palabras apócrifas y altisonantes".
Llama la atención en este párrafo la mención de ciertas "palabras", que el autor define como "apócrifas y altisonantes". ¿Se referirá, justo en tiempos de dictadura, de palabras tales como "democracia"?
La cita sigue y sorprende:
"Falta ver, ahora, si los hombres que han tomado el gobierno están a la altura de la desesperación histórica del pueblo argentino. Si no responden como es debido, estaríamos ante la más grande catástrofe, quizá ya irremediable. Sé que hay personas que están en puestos claves y que piensan lúcidamente".
Para terminar, el defensor de los golpistas se referirá particularmente al que sería el instigador de La noche de los bastones largos, entre otras aberraciones de ese tipo, el general Onganía:
"Ojalá la serenidad, la discreción, la fuerza sin alarde, la firmeza sin prepotencia que ha manifestado Onganía en sus primeros actos sea lo que prevalezca, y que podamos, al fin, levantar una gran nación" (3).
Nada más que agregar, apenas mencionar que el responsable de firmar semejante cheque en blanco al gobierno militar fue Ernesto Sabato, en julio de 1966.
Pero volvamos tiempo atrás, a 1955 y a otro golpe de Estado a manos de la casta militar, que esta vez derroca a Juan Perón.
Y otra vez Ernesto Sabato, otra vez su simpatía por los uniformados golpistas, por la autodenominada "Revolución Libertadora":
"En toda revolución hay vencidos. En ésta los vencidos son la tiranía, la corrupción, la degradación del hombre, el servilismo. Son vencidos los delincuentes, los demagogos, los torturadores. Personalmente, creo que los torturadores deberían ser sometidos a la pena de muerte" (4).
Como reconocimiento al apoyo recibido, el presidente de facto Pedro Aramburu designará a Sabato al frente de la revista Mundo Argentino. Como lo demuestra la historia, no le importaba demasiado al autor de estas citas el perfil ideológico de los gobiernos constitucionales derrocados, lo que realmente importaba era manifestar, rápidamente y sin vacilaciones, sus simpatías por los uniformados que, como de costumbre, llegaban para salvar a la patria.Pese al respaldo al gobierno golpista, un año más tarde el propio Sabato denunciaría torturas en los sótanos del Congreso, aunque se apuraría en calificar como "un hombre honesto"(5) al dictador Aramburu. Por tal motivo, se enemistaría con Jorge Luis Borges, quien siempre a favor de los militares, criticó su doble discurso.
Borges después reconocería su error, y la opinión de Sabato sobre aquel mea culpa borgeano no tiene desperdicio:
"Sí, sí. Pero eso fue demasiado tarde. Mientras tanto ¡se estaba torturando gente!" (6).
Lo extraño es que la anécdota salió a la luz en 1996, cuando el propio Sabato ya había asistido al almuerzo con Videla mientras, dicho sea de paso, también se estaban vejando de indecibles maneras a cientos de desaparecidos.

Demasiada hipocresía

Con el tiempo, la fama de Sabato fue creciendo al compás del éxito editorial de su novela El túnel, como también fue aumentando el interés de la prensa por reflejar las opiniones políticas del intelectual, aún las más contradictorias y ambiguas de un hombre que definió siempre como su ideal el "socialismo con libertad", que fue admirador de Jean Paul Sartre y ex militante del Partido Comunista durante su juventud.
"¿Qué es un intelectual para mí? Un hombre de ideas y de libros. ¿Para qué sirve?
Entre otras cosas, como se ha visto, para convulsionar al mundo (como lo prueban dos libros: el Evangelio y el Manifiesto Comunista) y para levantar a las masas con alpargatas ¿Qué papel debe desempeñar el día que se arme? Luchar por las ideas que defendió antes en el papel. Luchar, si es necesario, con el fusil en la mano" (7), dijo en 1961, tiempo después de haber renunciado como funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores del presidente Arturo Frondizi.
El mismo hombre que practicaba el ejercicio de la simpatía hacia los uniformes, manifestaba en 1962 que "el mundo necesita una revolución y que es necesario echar abajo esa sociedad caduca que tiene a Norteamérica como modelo, aunque tengamos grandes dudas de la del otro lado" (8).
La coherencia parecía una asignatura pendiente para el escritor que ya gozaba del beneplácito de gran parte del establishment.
¿Sorprendía a alguien, ya en los años setenta, que el escritor que había aplaudido dos dictaduras (una de las cuales derrocó a un gobierno peronista) se desesperara por dar a conocer su satisfacción por el resultado electoral que llevó a Héctor Cámpora al gobierno en marzo de 1973?
"Adecuada y necesaria" calificó Sabato la plataforma política del triunfador Frejuli, aunque no se privó de castigar con furia ciertas "ideologías foráneas" con un evidente
toque macartista, muy de moda por esos tiempos:
"Un gobierno que se proponga la gran transformación debe tener la convicción filosófica y la fuerza suficiente como para sacar a puntapiés a organizaciones extranjerizantes.
La libertad absoluta no existe, no ha existido nunca ni existirá jamás.
Si alguien entra en mi casa e intenta humillar o destruir o vejar a mi gente, yo no tengo el 'derecho' de impedirlo hasta con la fuerza, creo que tengo el 'deber' de hacerlo" (9).

Dictadura y democracia, ida y vuelta

Después de recorrer con atención el archivo uno se pregunta cómo es posible que Sabato sea considerado hoy como un referente de coherencia y compromiso por la libertad y la democracia.
Cómo es posible, sin ir más lejos, que el hombre que en 1981 (cuando la dictadura ya entraba en su patética parábola descendente y era necesario acomodarse a los tiempos que llegaban) llegó a decir que "en ciertos casos la rebelión armada ha sido necesaria, y seguramente seguirá siendo necesaria, si se tiene en cuenta la ferocidad con que los egoístas se aferran a sus privilegios" (10), defendiera un par de años atrás con furia militante la dictadura asesina que tomó el poder en 1976.
Cómo entender que el intelectual que sobre el fin del poder militar en 1982, habló de "la necesidad de pedir cuentas de todo lo que ha sucedido en estos seis años de desastre que paradójicamente llevan el nombre de Proceso de Reorganización Nacional.
Un período en el que se produjeron horribles violaciones de derechos humanos", para después agregar que "lo único que han demostrado (los militares) es que son capaces de ejercer el terrorismo más atroz, de haber secuestrado y muerto a una enorme cantidad de la juventud más idealista del país" (11)
En definitiva, cómo es posible tolerar la hipocresía y el doble discurso que manejó Sabato desde siempre, acomodándose de la forma más ruin.
Hace falta recordar, por tanto, el papel funcional de Sabato a favor de la dictadura iniciada en 1976 para asombrarse de sus críticas posteriores al régimen asesino de Videla y compañía.
Si no, cualquiera podría preguntarle porqué, durante la ceremonia donde fue condecorado como "Caballero de la Legión de Honor" en febrero de 1979, en la embajada francesa en Buenos Aires, transmitida por el canal oficial de la dictadura y con amplia repercusión en los medios europeos, el escritor guardó el silencio más miserable mientras en Argentina continuaba la cacería criminal de hombre, mujeres y niños, a metros de la misma embajada.
Pero fue en 1978 cuando Sabato asumió complacido su lugar de alfil de la dictadura, como punta de lanza de la inteligente maniobra publicitaria ideada desde la Junta para criticar las denuncias de los exiliados en el exterior:
la patética "Campaña antiargentina", orquestada en sintonía con la organización del Mundial de fútbol.
El papel de Sabato en este hecho resulta patético por donde se lo mire:
"Boicotear el mundial no sólo hubiera sido boicotear al gobierno, sino también al pueblo de la Argentina, que de veras, no se lo merece" (12), dijo.
Después, fue el invitado de lujo durante la fiesta de premiación de los campeones del mundo, y tuvo el privilegio de cerrar el emotivo acto transmitido en cadena a todo el país entregándole una mención al técnico César Luis Menotti con palabras repletas de felicidad:
"Es una gran emoción entregarle este presente a Menotti. Yo fui uno de los argentinos que gozó, sufrió y se alegró con los partidos del Mundial. El fútbol no es un mero pasatiempo físico. Invoca grandes cualidades del hombre, como el desarrollo de la inteligencia, capacidad de improvisación, coraje, decisión, tenacidad, todo eso le inyectó este hombre excepcional al conjunto de muchachos. Yo quise aceptar esta invitación porque las penas de mi pueblo son mis penas. Y también las alegrías" (13).
El estruendo de la ovación de genocidas y cómplices casi rebasó los límites del Hotel Sheraton en reconocimiento al gesto del gran hombre de las letras, extasiado por el
histórico hecho.
Tres años más tarde, una vez diluida la furia exitista que dejó el Mundial, Sabato criticaría el evento con una impunidad vergonzante:
"Desaprobaba el despilfarro, el gigantesco aparato de publicidad, el nacionalismo barato que suscitaba y el olvido de los problemas gravísimos de la Nación. Para colmo lo ganamos. Si lo hubiéramos perdido, habría servido al menos para que dejáramos de creernos los mejores del mundo, ese viejo patrioterismo de los argentinos que tanto daño nos ha hecho. Nos hizo olvidar -y todavía dura ese olvido- de los angustiosos, de los trágicos
acontecimientos que hemos vividos en estos últimos tiempos" (14).
Increíble escuchar esta frase de la misma persona que fue invitado y protagonista relevante del festejo interminable de los asesinos, del hombre que reconoció que las alegrías de su pueblo eran las suyas, en aquella ceremonia imborrable.
Después, repetiría el mismo absurdo con la guerra de Malvinas, aunque eso sería adelantarse en la crónica.
La participación activa de Sabato contra la campaña antiargentina no se reduciría a aprovechar los generosos espacios cedidos por la revista Gente durante esos años;
su compromiso con la estrategia militar llegaría más lejos, tal como lo relata el poeta Juan Gelman:
"Daniel Moyano, ese gran escritor argentino exiliado en Madrid, me mostró en 1978 una carta que le dirigiera Sabato en que éste le decía que su sola presencia en el exterior alimentaba la campaña antiargentina.
(...).
Sabato invitaba a Moyano a regresar -y en plena dictadura militar- le ofrecía trabajo y seguridad personal, algo difícil de prometer sin alguna anuencia o caución militar previamente conversada. Moyano ha muerto, pero hay escritores argentinos vivos que pueden dar fe de lo que digo: recibieron una carta parecida" (15).
En pocas palabras, un laborioso y disciplinado intelectual en acción.
También 1978 fue el año clave para el afianzamiento de la dictadura y el momento en que su imagen comenzaba a ser cuestionada desde el exterior por los organismos de derechos humanos.
En tal sentido, la revista alemana GEO Magazin invitó a Sabato a participar de una extensa entrevista con un nudo de gran interés para los lectores europeos:
el presente del gobierno militar en Argentina.
"La inmensa mayoría de los argentinos rogaba casi por favor que las fuerzas armadas tomaran el poder. Todos nosotros deseábamos que se terminara ese vergonzoso gobierno de mafiosos", explicaba Sabato, para después comenzar a perfilar su Teoría de los dos demonios, la coartada preferida por la Junta para evitar dar explicaciones: "Desgraciadamente ocurrió que el desorden general, el crimen y el desastre económico eran tan grandes que los nuevos mandatarios no alcanzaban ya a superarlos con los medios de un estado de derecho. Porque entre tanto, los crímenes de la extrema izquierda eran respondidos con salvajes atentados de represalia de la extrema derecha.
Los extremistas de izquierda habían llevado a cabo los más infames secuestros y los crímenes monstruosos más repugnantes".
La concepción que intentaba definir el escritor, aquella que situaba al gobierno militar como "neutral" o "mediador" entre las violencias de ambos "extremos", quedaba expuesta en sus respuestas.
Después afirmaría:
"Sin dudas, en los últimos meses en nuestro país, muchas cosas han mejorado: las bandas terroristas armadas han sido puestas en gran parte bajo control".
Para terminar la nota, Sabato no perdió la oportunidad de cerrar su panfleto en favor de la dictadura:
"La democracia tiene que aprender su lección de la historia y debe saber que con los viejos métodos liberales heredados de tiempos menos problemáticos, no se pueden dominar los delirios del presente" (16).
Es válido preguntarse si el responsable de estas opiniones es la misma persona que en 1984 expresó con dureza lo siguiente:
"El pueblo ha experimentado por primera vez la atroz vivencia de una dictadura mortal, putrefacta, corrupta... No hay ninguna persona con dos dedos de frente, con sensibilidad en la Argentina que vaya a mover un día un solo dedo en favor de los militares" (17).

Los de "afuera"

La visita de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA fue el acontecimiento clave en 1979.
En ese momento, la dictadura estaba consolidada desde lo económico por el plan de Martínez de Hoz, gozaba de los éxitos deportivos (ese año se ganó también el Mundial Juvenil en Japón) y se preparó para recibir a la comitiva internacional sin inmutarse, contando incluso con un ejército de cómplices que se ocupaba de resguardar el otro flanco que presentaba riesgos: el exilio y la opinión pública europea.
En esa zona estratégica se ocupó de presentar batalla el señor Sabato, amparado en el supuesto "pluralismo" de la dictadura que le dejaba manifestar alguna crítica (como cuando se censuró la obra del filósofo Henri Lefebvre).
En ese momento de quiebre, Julio Cortázar escribió su famoso artículo América
Latina: exilio y literatura, donde instaba a todos los intelectuales a asumir "la respuesta más activa y eficaz posible al genocidio cultural que crece día a día en tantos países latinoamericanos".
Sabato, herido y pleno de soberbia, responderá indignado:
"La inmensa mayoría de sus escritores, de sus pintores, de sus músicos, de sus hombres de ciencia, de sus pensadores, están en el país y trabajan", para después afirmar que "cometen una grave injusticia los que están fuera del país pensando que aquí no pasa nada y que todo es un tremendo cementerio" (18).
Decir eso cuando cientos de artistas habían sido desparecidos, estaban perseguidos o exiliados, no sólo era de una pedantería fatal, sino que parecía un argumento escrito por los propios genocidas.
Otros siguieron sus pasos:
"Los escritores más destacados no se han ido", dijo Manuel Mújica Lainez. Silvina Bullrich sostenía que "ni Borges, ni Mallea, ni Sabato se fueron", y Luis Gregorich se preguntará desde Clarín: "Después de todo, ¿cuáles son los escritores importantes exiliados?"
La escritora Liliana Heker aprovecharía la volada para polemizar con Cortázar y, de paso, ganar notoriedad con frases miserables, burlándose incluso del autor de Rayuela:
"Ya que no se le puede atribuir mala fe, al menos puede suponérsele cierto apresuramiento, una necesidad a ultranza de hacer causa común con los exiliados, aun a riesgo de dar una imagen maniquea de la realidad, valiéndose de recursos más pasionales que científicos".
El escritor Abelardo Castillo también se debatía por ganar un espacio debajo del manto de cómplices e hipócritas que intentaron posicionarse ante los ojos de los genocidas con opiniones lamentables:
"Espero no herir a algún compatriota que viva en el extranjero si afirmo que desconfío de algunos héroes intelectuales que postulan sus convicciones desde Calcuta o Afganistán", para después calificar como "falsa, corrompida e injuriosa" la imagen que del país intentaban transmitir los argentinos en el exterior (19).
La dictadura superó airosa el examen de la OEA y todos festejaron, todos los que colaboraron con desprestigiar las denuncias por violaciones de los derechos humanos, con refutar los argumentos que hablaban de un genocidio, con respaldar sin miramientos a una casta de asesinos sin límites.
Después llegaría la decadencia de la dictadura, el fracaso del plan económico, el cambio de mando como recurso ridículo, la máscara de un régimen que comenzaba a descascararse ante los ojos del mundo.
Aunque ya era demasiado tarde para hablar, muchos eligieron acomodarse a los nuevos vientos.
Pero justo en ese proceso de metamorfosis hacia ideas más democráticas, estalla la guerra en las islas Malvinas.
¿Habrá leído Galtieri la siguiente frase de Sabato sobre la guerra?:
"Éste es un país que no pasó grandes sufrimientos. No tuvo terremotos, no padeció hambre... acá las cosas nunca estuvieron demasiado mal. (...) Y no tuvimos ni siquiera, a partir de 1870, una buena guerra. Las guerras unifican a una nación. Y, en cierto sentido, producen vitalidad. Sobre todo, las guerras de defensa nacional unifican y hacen que la agresividad que todos tenemos no se ejerza para la autodestrucción sino por una causa noble y positiva. (...) Es decir, yo no soy pacifista, yo creo en las guerras. Hay guerras que defienden cosas sagradas, muy importantes, y creo que hay que hacerlas" (20).
¿Habrá leído Galtieri esa cita?
¿Habrá leído después, durante los primeros días de ocupación en las islas, las loas del mismo intelectual sobre la decisión de enviar a la muerte en una guerra absurda a pibes de 19 años, desarmados y sin preparación?:
"Mucha gente ha muerto detrás de dos metros cuadrados de tela. Pero es un error creer que dos metros cuadrados de tela son nada más que eso. Transformados en banderas, son un símbolo de una ideología, de una nación, de una causa sagrada. De manera que yo estoy convencido de que en este caso sí vale la pena. Hubiera sido un acto indigno de la Argentina, que es una pequeña potencia frente a las amenazas, a la soberbia, al desprecio de Inglaterra, agachar la cabeza una vez más. Eso no lo hemos hecho, y si los chicos de 19 y 20 años están muriendo allí, están muriendo por ese motivo" (21).
El mismo Sabato, ya mutado en mariposa democrática, cambiaría de forma bien oportunista su opinión sobre Malvinas tiempo después:
"Hay un solo responsable de esta derrota y es el gobierno de la Reorganización Nacional que improvisó este hecho que nos sorprendió a todos al leer los diarios del día siguiente incluyendo, creo, a la mayor parte del generalato argentino. Un acto de improvisación suicida. ¿Qué posibilidades había de triunfar? No había. (...) Eran chicos poco preparados, conscriptos, enfrentados con un ejército profesional que contaba con un armamento de primerísimo rango, con una logística de primera magnitud y con el apoyo de la mayor potencia mundial. ¿Qué iban a hacer esos reclutas? En ninguna parte del mundo, salvo en momentos inevitables, se manda a la guerra a chicos recién reclutados" (22).
Las críticas, claro está, las dijo cuando la dictadura tenía los días contados. Había que perfilarse con rapidez, cambiar el discurso, borrar el pasado, aniquilar la memoria...
Sabato aclaró, mucho tiempo después, que aquellos que recordaban algunas de sus expresiones nada democráticas pertenecían a una "extrema izquierda" culpable de lanzar una y otra vez "frases calumniosas" contra su persona. En la misma nota, mezclando bronca y soberbia, Sabato extendió sus ataques:
"Sería aleccionador averiguar desde qué lugar del mundo esos infamantes hicieron críticas contra la dictadura militar. Que yo sepa procedían desde el extranjero, desde el Café de Flore, desde México, siempre bien lejos de la policía y de las fuerzas armadas.
Aquí nos jugamos la vida, con las amenazas más terribles", señalaría.
En ese mismo sentido, diría en 1994:
"Es muy fácil acusar a alguien desde el exterior. Yo, en cambio, enfrenté a la dictadura sin moverme de mi casa de Santos Lugares".
Curiosa forma de "enfrentarse" con los militares la de Sabato, más aún cuando fue vox populi su papel como el intelectual de mayor presencia en los medios de comunicación durante los años del Proceso, incluyendo repetidas apariciones en televisión y también en actos oficiales del gobierno de facto. El final es toda una sentencia:
"Todavía quiero agregar algo que me indigna: esos detractores, la mayor parte estalinistas, incluyendo grandes escritores, jamás denunciaron los horrores de aquella dictadura en la Unión Soviética" (23).
Después, llegaría la democracia, el juicio a la Junta, los dos demonios, los aplausos, el papel de sabio o maestro que está más allá del bien y del mal, un país que se muere y otro que bosteza...

Sabato ¿y Argentina?
Repasar viejos diarios, hurgar en el pasado, recopilar frases y opiniones del archivo es una tarea ineludible para entender, a ciencia cierta, quiénes somos como pueblo.
De qué forma podemos entender que el señor Sabato sea hoy un referente de los derechos humanos, sino no entendemos cómo está integrada la sociedad argentina, con sus miserias bien ocultas en el ropero.
Osvaldo Bayer dice que Sabato es el intelectual que mejor refleja a la clase media argentina, esa clase que miró con simpatía el advenimiento de los dictadores, que salió a festejar el triunfo del mundial o el desembarco en Malvinas mientras en la esquina de su casa torturaban a sus vecinos y se apropiaban de sus hijos. La misma clase media que, ya en democracia, aplaudió de pie las privatizaciones, ignoró los indultos a los genocidas, defendió la convertibilidad, se indignó con la famosa "corrupción" y pidió a gritos el regreso de cierto ministro de Economía que después se fue echado a patadas por los mismos que lo veían como el último recurso.
La misma clase media que sólo reaccionó cuando le tocaron el bolsillo, y después volvió en silencio a sus hogares, a sus autos, a insultar a todos aquellos que molestaran su tranquilo tránsito hacia lo más patético de nuestra historia.
Hablar de Sabato es hablar mucho de Argentina, de una parte del país y de su gente. Y la realidad, lo que vemos y leemos, es patético. Muchos siguen ovacionando a sus propios verdugos, perdonando "errores" (que tanto se parecen a los "excesos" de otros tiempos) y olvidando impunidades. Algo malo debe estar pasando.

Por Hugo Montero

(1) La Nación, 19-6-76.
(2) Los testimonios de Castellani y Ratti fueron publicados en la revista Crisis de julio de 1976.
(3) José Eliaschev, revista Gente, "Sabato: El fin de una era", 28-7-66.
(4) La entrevista, publicada en el diario El Líder de 1955, integra la recopilación de entrevistas al escritor llamada Medio siglo con Sabato, de Julia Constenla.
(5) Ana Larraín, Cosas de Chile, 1966.
(6) Ibídem.
(7) Franco Mogni, revista Che, 1961.
(8) Entrevista con la revista El escarabajo de oro, 1962.
(9) Entrevista con la revista Siete Días, 1973.
(10) Mona Moncalvillo, Humor, 1981.
(11) Germán Sopeña, Siete Días, 1983.
(12) Bernard Pivot, Le Monde, 1978.
(13) Osvaldo Bayer, Rebeldía y esperanza, 1993.
(14) Ibídem 10.
(15) Juan Gelman, Lesbianos, Página/12, 8-5-96.
(16) Ibídem 13.
(17) Roberto Mero, Caras y caretas, 1984.
(18) Clarín, 5-7-80.
(19) Todas las citas de los escritores pertenecen al libro Rebeldía y esperanza.
(20) Emilio Giménez, Gente, 1971.
(21) Ibídem 13.
(22) Sergio Ciancaglini, Gente, 1982.
(23) Carlos Ares, La Maga, 1995.