martes, mayo 31, 2005


Jean H�l�ne. Periodista asesinado
Agencia Asturiana Informal de Noticias


LIBERTAD / En Costa de Marfil y Brasil
Asesinos de periodistas

Por Elena de Regoyos

Periodista Digital

Viernes, 27 de mayo 2005
Las medidas de presi�n para callar la voz de la prensa libre son comunes en todo el mundo, y no es extra�o que en ocasiones se recurra al asesinato. El consuelo, si es que existe, es que se castigue justamente a quienes cometen estos actos. Los asesinos de un periodista brasile�o en una favela de R�o de Janeiro y de una francesa en Costa de Marfil han sido condenados a 28 y 17 a�os de c�rcel, respectivamente.

Tim Lopes, periodista de la televisi�n brasile�a TV Globo, uno de los grupos medi�ticos m�s importantes del pa�s, investigaba en junio de 2002 los bailes de m�sica funk organizados y financiados por algunos traficantes de droga en la �favela� carioca de Vila Cruzeiro.

Lopes terminaba un reportaje en el que pretend�a probar que los narcotraficantes buscaban clientes y abusaban sexualmente de menores. No obstante, en esta �ltima visita a la �favela� (Ya hab�a ido otras dos veces para investigar) fue capturado y torturado por la banda de El�as el Loco, que controla esa zona.

El�as Pereira da Silva lo mat� a sablazos, y despu�s quem� su cuerpo
Posteriormente el periodista fue trasladado a la favela del Complexo de Alemao, donde El�as Pereira da Silva lo mat� a sablazos, y despu�s quem� su cuerpo. El valor de entrar en el submundo para denunciar el crimen vali� a Tim Lopes el Premio Esso de Teleperiodismo meses antes de morir.

Reporteros sin Fronteras informa ahora, satisfecha, de la condena a 28 a�os y seis meses de prisi�n incondicional de El�as Pererira da Silva, reconocido culpable del asesinato del periodista.

Costa de Marfil

Otro tribunal, en este caso militar y de Costa de Marfil, sentenci� a un oficial de polic�a local a 17 a�os de c�rcel por el asesinato en octubre del corresponsal de 2003 Radio Francia Internacional Jean H�l�ne, informan el Committee to Protect Journalists (Comit� para la Protecci�n de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF).
El sargento Th�odore S�ry Dago fue encontrado culpable de homicidio voluntario en la muerte el 21 de octubre de H�l�ne (cuyo nombre real era Christian Baldensperger) y multado con 500,000 francos CFA (USD 960). Tambi�n fue despojado de su rango y se le impidi� votar y salir de su provincia durante 10 a�os, dice el CPJ. Sin embargo, el tribunal incluy� "circunstancias atenuantes" en su veredicto sin aclarar cu�les eran.

Se orden� al Gobierno pagar 137 millones de francos CFA (USD 264,000) en da�os y perjuicios a los hijos de H�l�ne.
RSF, que actu� como parte civil en el caso, expres� satisfacci�n con el veredicto. Culp� a numerosas empresas de medios de comunicaci�n de costa de marfil por incitar al odio antifranc�s, lo que cre� un clima hostil para los periodistas extranjeros y llev� al asesinato de H�l�ne.

Agencia Asturiana Informal de Noticias


Eso lo hace mi hijo. NEL&PULGU
Agencia Asturiana Informal de Noticias


NEL&PULGU
Agencia Asturiana Informal de Noticias


Arnaldo Antunes presenta �Saiba�, su �ltimo trabajo de �poes�a tribal�.



Para muchos, Arnaldo Antunes (S�o Paulo, 1960) capitanea el buque de la nueva poes�a latinoamericana. Para otros, es un influyente artista pl�stico internacional. Y nadie discute que es uno de los m�sicos m�s emblem�ticos de Am�rica. No es para menos. Once libros a sus espaldas. Decenas de exposiciones pl�sticas. De performances visuales. Ocho �lbumes junto a Tit�s (m�tico grupo de rock brasile�o). Ocho en solitario. Uno de �xito gal�ctico junto a Carlinhos Brown y Marisa Monte (Tribalistas).

Publica La Vanguardia en su edici�n del 26/5/2005

Por Bernardo Guti�rrez

Arnaldo no necesita tarjeta de presentaci�n. Pero quiz� por eso, el tercer tribalista contin�a desconstruyendo los cientos de etiquetas que cuelgan sobre su obra. Y sigue moldeando a su antojo un sonido que sabe a rock�n�bossa, a samba pop, a batucada l�rica, a punk rural, a poes�a sinf�nica y megaurbana. Tres a�os despu�s de visitar Barcelona para dar un recital en el festival literario Kosm�polis 2, Arnaldo regresa a la ciudad de su admirado Joan Brossa (dentro de su gira espa�ola, actuar� ma�ana en la sala Apolo). En este caso como m�sico. Presenta en directo �Saiba� (BMG), �ltimo trabajo de este videoescritor, cineartesano o musicopoeta, como se prefiera.

Dif�cil empezar una entrevista con alguien que es m�sico, poeta, videocreador, cineasta, pintor� �Y vaya usted a saber qu� m�s! "En realidad no me considero un artista pl�stico, ni visual, tampoco escritor -responde Antunes-. Y s�lo m�sico, tampoco. No sabr�a definirme. Quiz� me limito a adaptarme a mis tiempos, a responder art�sticamente a una �poca confusa, urbana".

Hablamos de la megaurbe de S�o Paulo, su ciudad natal, claramente presente en el vanguardismo de su obra. "S�o Paulo es algo infinito donde cabe todo. Miles de comidas, de sonidos, de etnias, ciudades dentro de barrios.

�rabes, japoneses, europeos, coreanos, negros, ind�genas�" Su canci�n �Inf lassific�veis� (1996) quiz� resuma este mestizaje vitae de S�o Paulo. "Aqu� somos mestizos, mulatos, mamelucos, crilouros, jud�rabes, orientup�s, ameriqu�talos, luso nipo caboclos, iberib�rbaros�".

A prop�sito de su pasi�n por el experimentalismo, por la creaci�n digital, afirma: "La tecnolog�a para m� es una herramienta para regresar al concepto tribal del hombre. Antiguamente, en la tribu, las manifestaciones art�sticas se daban incorporadas a la vida, se relacionaban entre s�. La m�sica se bailaba, estaba ligada a la religi�n. No exist�a un arte separado de otro. La posmodernidad rescata lo tribal. Y el propio ordenador e internet son s�ntomas de eso".

A Arnaldo Antunes le preocupa el fin de la era del disco como objeto de consumo: "Para m� es un objeto art�stico, un todo de portada, arte pl�stico, sonido, letras", comenta. A lo largo de su carrera, ha dado mucha importancia al formato e incluso al espacio f�sico. Se han proyectado sus poemas en los rascacielos de S�o Paulo. Han estampado sus versos en series de almohadas�

"S�lo s� que busco el equilibrio del lado l�rico con el formal. Algo h�brido. Hablando de m�sica, cuido mucho las letras. Pero una buena letra en una mala melod�a no funciona. Tambi�n hay excelentes canciones con letra mala. Creo que la m�sica es algo org�nico".

Antunes habla del �xito descomunal de Tribalistas, de su germen, cuando lleg� en el 2001 a Salvador de Bah�a para grabar en el estudio de Carlinhos Brown su disco �Paradeiro�. "Fue un encuentro maravilloso. En mi disco se mezclaron m�sicos de S�o Paulo, de Bah�a, de R�o de Janeiro. La cadencia c�lida de la m�sica de Bah�a entr� en mi m�sica. Fue un acierto pues el Candeal, es un lugar con una actividad tremenda. Carlinhos es un genio, tiene una capacidad creadora extraordinaria. Luego lleg� la voz y la magia de Marisa Monte� y naci� �Tribalistas� espont�neamente".

Al final de la entrevista, Antunes acepta hablar un poco de pol�tica. "El ministro Gilberto Gil es una persona maravillosa, sensible, activa. La cultura nunca tuvo tanta visibilidad. Gil es el elemento dinamizador que le faltaba. Una pena que le hayan quitado el presupuesto. Pero es un trabajo lento, que hay que hacer paso a paso".

Y, a prop�sito del Gobierno Lula, opina: "Hay cierto desencanto generalizado, pero los problemas de Brasil son muy complejos. Desigualdad, violencia. Lo que vemos es que no va a dar tiempo de resolver los problemas en una primera legislatura, har� falta otra. El �rea social tampoco funciona, el programa contra el hambre no da los resultados esperados. Pero Lula est� luchando, creando un nuevo orden mundial y todav�a queda esperanza
Agencia Asturiana Informal de Noticias


Caro amigo: El Cuenco de Plata publica parte de la nutrida correspondencia de Pier Paolo Pasolini.
A treinta a�os de su muerte, y habi�ndose reavivado el pol�mico caso de su asesinato, las cartas de Pier Paolo Pasolini encierran todav�a los anhelos y tensiones de la pasi�n, el arte, la pol�tica y la religiosidad. Una oportuna selecci�n de su correspondencia entre 1940 y 1975, seleccionada y prologada por Diego Bentivegna y Daniel Link y publicada por El Cuenco de Plata con el t�tulo de �Pasiones her�ticas�.

Publica Radar Libros en su edici�n del 22/5/2005

Por Sergio Di Nucci

�Extra�o destino tener un destino�, adoraba decir Italo Calvino. Y de Pier Paolo Pasolini se puede decir todo, salvo que hoy cuenta con un destino m�s o menos reconocido. Es que no hay descanso para �l: luego de su muerte, ocurrida el 2 de noviembre de 1975, se inici� una autopsia, incluso sobre su obra, que todav�a sigue.

Hace dos semanas, nuevo revival del caso cuando el ex �ragazzo di vita� Pino La Rana Pelosi, acusado de asesinarlo, alent� la hip�tesis de un ajuste de cuentas mafioso. Luego, el circuito que se ha repetido en estos treinta a�os que nos separan de la muerte de Pasolini: im�genes del cad�ver por TV �de un cad�ver desfigurado y cubierto de sangre por los golpes que recibi� y el autom�vil que le pas� por encima�, consternaci�n, y la ira �y las demandas� de las asociaciones de defensa de los derechos del ni�o y la TV.

El cineasta, actor y amigo de Pasolini, Torquato Tessarin, ofreci� una vez m�s su opini�n del asesinato: �Incluso si Pelosi lo hubiese golpeado traicioneramente, si, digamos, le hubiese dado de improvisto una patada en la ingle, nunca hubiera podido reducirlo as�. Pasolini hubiese vencido. Y despu�s, quiz�s, lo hubiera perdonado. El estaba hecho as�. Era un se�or�.

Las incertezas se multiplican en el plano ideol�gico. Desde izquierda y derecha se ha hecho uso de la cr�tica pasoliniana a la modernidad para levantar las banderas de un tercermundismo ret�rico o de una tecnofobia acr�tica e indiscriminada. Y todo porque Pasolini reivindic� el dialecto o la sociedad preindustrial. Hoy, advirti� Sandro Modeo desde las p�ginas del Corriere della Sera, existe una nueva apropiaci�n del legado de Pasolini que est� en t�ndem con nuestra contemporaneidad: �La distorsi�n de su marxismo-anarquismo, problem�tico y abierto, en una versi�n ante litteram de lo �pol�ticamente incorrecto��.

Hay que decir que Pasolini hab�a previsto estas consecuencias sobre su vida y obra: �Siempre en la ambig�edad, llevo a cabo una guerra en dos frentes, contra la peque�a burgues�a y contra su espejo que es ese cierto conformismo de izquierda. Y as� no contento a nadie, me peleo con todos, quedo sujeto a relaciones complicad�simas, hechas de explicaciones continuas�.

Pasiones her�ticas: Correspondencia 1940-1975, el libro prologado por Daniel Link y traducido y seleccionado por Diego Bentivegna, contribuye a entender m�s la vida, a la vez �nica y ejemplar, de este extremista �con todos los defectos de los extremistas�, cuyo legado d�scolo habla, primeramente, de la riqueza de quien lo anima.

El volumen re�ne una ajustada selecci�n de la correspondencia pasoliniana entre el a�o fascista de 1940 y el de la muerte en la arena: es decir, desde sus comienzos como poeta dialectal que buscaba en la regi�n norte�a del Friule una lengua �m�s pura� que el italiano, hasta sus finales como director de cine internacional. El itinerario de Pasolini queda sujeto a m�s de trescientas p�ginas de cartas: doscientas cincuenta corresponden al per�odo 1940-1960 y s�lo unas cincuenta a los �ltimos quince a�os.

Y est� bien que as� sea, que la mejor parte de la antolog�a quede para los comienzos, m�s dif�ciles, m�s dolorosos. �Todo comienzo es imperfecto�, dice Hegel, y Pasolini se lo recuerda en una carta al jovenc�simo e in�dito Alberto Arbasino, donde le se�ala su falta de plasticidad. Es que, contra todo mito rom�ntico, la plasticidad se conquista, y nunca est� ganada desde la primera l�nea, sino al cabo de esfuerzos que duran a�os.

La sucesi�n de las series que propone Bentivegna est� ordenada bajo los siguientes criterios: la lengua (�lenguas, dialectos, graf�as�), la escritura, la familia (�madre, padre, el hermano�), la rabia (�discusiones, refutaciones, broncas, pol�micas�), la escucha (�m�sica, letra, lectura�), la pedagog�a, el cinemat�grafo y la religiosidad (�Cristo, la Iglesia, la religiosidad campesina, lo sagrado�). Los corresponsales, al principio italianos (grandes poetas como Franco Fortini y enormes fil�logos como Gianfranco Contini), llegan a ser cosmopolitas, de San Francisco a Mosc�.

Y ah� est�n los iconos de los �60: Allen Ginsberg, Evgenij Evtushenko, Jean-Luc Godard. Las series entrelazadas nos llevan a la �ltima carta, casi un fuera-de-serie, al novelista Alberto Moravia, sobre �Petr�leo�, la novela inconclusa e in�dita hasta 1992, celebrada por Link en el pr�logo. Se tradujeron las cartas a Sergio Citti, Luchino Visconti, Nico Naldini, Italo Calvino, Giulio Einaudi, a su querid�sma Silvana Mauri, entre otras.

Al incesante experimentar con todos los lenguajes posibles, hasta el punto de que sea imposible decidir si Pasolini era poeta o narrador o cineasta o ensayista o polemista, Pasiones her�ticas hace justicia. Y revela la unidad, si es que unidad hay que buscar: de la humillaci�n s�lo salva el trabajo.

Como escribe Pasolini en su carta a Massimo Ferretti de diciembre de 1956: �No impulsado por un maloliente romanticismo, sino por el deseo de mejorar intelectualmente... [hasta] ser plenamente y completamente hombre en la medida de lo posible. Coraje, y a trabajar�. Y todav�a m�s en la �poca que se satisface �de manera muy poco pasoliniana� en la castidad con el ser que uno adora y en el placer con los seres que uno no quiere.

---------------------------------------------------------------------------------------

Ficha:
Pasiones her�ticas
Correspondencia 1940-1975.
Pier Paolo Pasolini.
El Cuenco de Plata
346 p�ginas
Agencia Asturiana Informal de Noticias

domingo, mayo 29, 2005


INVITADA POR LA TERTULIA "ALCANDORIA" DE M�RIDA,LA FUNDACI�N PERRUNO-SITUACIONISTA "LASZLO KOVACS"(PULGU &NEL AMARO) ESTAR�N LOS PR�XIMOS DIAS 3,4 Y 5 DE JUNIO EN LA FERIA DEL LIBRO DE LA CAPITASL EXTREME�A,DONDE PRESENTAR�N SUS ACCIONES "ESPA�OLEANDO Y OTROS POEMAS ACCI�N" Y "FOTOMAT�N:PULGU ASTURIANISTA".

PD:FOTO DE LA ACCI�N "HABLANDO EN PLATA ",DE LA SERIE "ESPA�OLEANDO"
RECIENTEMENTE NEL AMARO HA SIDO SELECCIONADO PARA LA IV BIENAL DE ARTE DIGITAL DE MARACAIBO(VENEZUELA).
Agencia Asturiana Informal de Noticias


Presentaci�n del libro "Historias de Cine" publicado por CICEES en la colecci�n LA M�QUINA DE LAS PALABRAS en la carpa de LangreoLibro en La Felguera. Para AGAIN desde El Entrego Casimiro Palacios
Posted by Hello

sábado, mayo 28, 2005


Foro por la poes�a del Valle del Nal�n en conferencia de prensa el viernes 27 de mayo de 2005
Posted by Hello


27/05/2005
Cuatro asociaciones de la cuenca del Nal�n x�ntense pa formar un Foru pola poes�a

Cauce Nal�n, el Colectivu Les Filanderes, Reciella Malory y Voces del Chamam� saquen alantre una iniciativa cola que se pretende promocionar a los autores de la zona, dende la edici�n de discos y llibros, a la organizaci�n d�actos lliterarios.
Redacci�n

Presentaci�n del Foru pola poes�a
Miembros de les cuatro asociaciones culturales m�s actives de la cuenca del Nal�n presentaron ayeri en L�Entregu�l Foru pola poes�a. Cauce Nal�n, el Colectivu Les Filanderes, Reciella Malory y Voces del Chamam� saquen alantre una iniciativa cola que se pretende promocionar a los autores de la zona, dende la edici�n de discos y llibros, a la organizaci�n d�actos lliterarios.

La vida cultural de les cuenques vive un momentu inmeyorable, poro les persones con inquiet�es lliteraries de la zona nun quieren dexar pasar esta oportunid� p�activar tolo que se puea�l panorama. L�escritor entregu�n, Xulio Arbes�, principal promotor de la idea, esplic� ayeri, na presentaci�n del denomin�u Foru pola poes�a na Casa Cultura de L�Entregu, que la idea surdi� hai un a�u cuando se presentare naquel mesmu llugar el poemariu de la poeta sotrondina, Ana Rosa Fern�ndez.

Nel actu fix�rese una llectura musicada de los poemes, de la que sali� la oportunid� d�editar un cd, animaos pola bona acoyida de la xente nel recital. Contentos colos resultaos del discu, decidi�se sacar adelantre un proyectu qu�aunare a toles asociaciones de la cuenca del Nal�n pa trabayar en comu�a. Xunta Xulio Arbes� taben na presentaci�n la poeta Ana Rosa Fern�ndez, autora del llibru �El pesu de la lluz�, que va salir pr�ximamente a la venta en formatu de cd, qu�agradeci� la iniciativa, asina como alent� a que sirviere d�exemplu y de motor pa facer otros proyectos. Asunci�n Naves, presidenta del Colectivu de Les Filanderes, cellebr� la formaci�n d�esta asociaci�n d�asociaciones y manifest� que lo m�s guapo de la idea ye que, am�s de tirar polos autores m�s conoc�os de la zona, saque alantre a autores mozos, siempre y cuando tengan buena calid� los sos textos. Mentes que Casimiro Palacios, miembru de Cauce Nal�n, coment� la necesid� de que les instituciones apoyen iniciatives como �sta y que valoren el capital cultural que tienen nes manes y que nun puen desaprovechar en baldre.

Abiertos a tou tipu de suxerencies y a la participaci�n de cualesquier persona, presentaron un proyectu ilusionante, qu�entama cola edici�n d� �El peso de la luz� d�Ana Rosa Fern�ndez, pero que quier dir medrando a poco y a poco. Otros de los miembros d�esti foru son Fernando Fern�ndez Tamargo, presidente de Voces del Chamam�, Francisco J. Lauri�o, secretariu del Foru y miembru de Cauce Nal�n, Elizabeth Felgueroso, miembru de les Filanderes y presidenta del Foru, o�l poeta Javier Garc�a Cellino, recientemente galardon�u col XXV Premiu Juan Ram�n Jim�nez. De la redacci�n de ASTURNEWS
Posted by Hello


Recoy�o en ASTURNEWS
Posted by Hello


26 cm. de mentira. NEL&PULGU
Posted by Hello


Rep�blica. NEL&PULGU
Posted by Hello


Armas de destrucci�n masiva. NEL&PULGU
Posted by Hello


� EN EL AIRE!
El mundo de las Nuevas Tecnolog�as evoluciona de forma vertiginosa. Un ordenador �ltimo modelo, a los seis meses ya se ve ampliamente superado en el mercado. Recapitulemos.
Reci�n finalizada la Segunda Guerra Mundial, el principal distribuidor de equipos inform�ticos de la �poca, en un alarde de premonici�n, pronostic� que para el a�o 2000, en todo el mundo solo habr�a mercado para 15 ordenadores. Su razonamiento se basaba en que �stos ocupaban varias habitaciones y para su reparaci�n se necesitaba colarse en sus entra�as provisto de linternas a modo de espele�logo. Se equivoc� de largo.
La hoy conocida y manoseada por todos Internet es hija del ARPA, instrumento que El Pent�gono ten�a durante la Guerra Fr�a para espiar a los pa�ses del Pacto de Varsovia, tras el Tel�n de Acero. Cuando el Muro de Berl�n cay�, los americanos dieron un nuevo uso a su producto y crearon la �red de redes� , paradigma de comunicaci�n global. Un lugar donde se cultiva de todo y donde el usuario pesca, a su gusto, informaci�n, referencias varias, basura, etc. Pero de la velocidad de las artes de b�squeda, depende la calidad del resultado.
Pues bien, un a vez metidos en harina, asent�monos en nuestra Cuenca. La comunicaci�n por microondas, el sistema WIFI, o para un profano en la materia como yo �Guifi�, ya es una realidad. Cuando, gracias a �l, te puedes conectar a internet desde cualquier sitio, aula, oficina o jard�n inal�mbricamente, el cable golpea en el postigo de nuestra puerta, seduci�ndonos con sus encantos, pero a�os despu�s de lo que habr�a sido necesario. Hoy aparece cuando en grandes n�cleos urbanos se observan saturaciones y colapsos en ese sistema y para nosotros va a significar levantamiento de aceras, socavar tubos y p�rdidas de tiempo en m�s atascos, como si fuera poco el de la rotonda de Ria�o - hay estudios que demuestran que se despilfarra en torno al 2% del producto interior bruto de un pa�s ( PIB ) en astas congestiones circulatorias- .Costes que los habitantes de las cuencas deberemos pagar y obras que se llevar�n a cabo con los cada vez m�s escasos Fondos Mineros. El Futuro est�... �En el aire�.
PARA AGAIN DESDE EL ENTREGO HERI GUTI�RREZ
Posted by Hello


EL MIRLO BLANCO
Mi abuelo contaba la historia de un pueblo que ansiaba un mirlo blanco que lo guiara hacia la luz y arrancase, de sus gentes, el s�ndrome de S�sifo; el eterno recomienzo, subir d�a tras d�a una piedra a la monta�a del Hades, con el castigo divino, de verla caer por la otra ladera al coronar su cima. Era as�:
En el coraz�n de un rec�ndito valle de un perdida regi�n perteneciente a un pa�s en desarrollo, unos empresarios malviv�an, m�s que compet�an, en el mercado. En vez de colaborar, para salir de su aciaga situaci�n, guerreaban cada uno por su lado, se menospreciaban o acusaban de infringir las normas. Realizaron varios intentos de acercamiento con reuniones nocturnas, despu�s de la jornada de trabajo. El resultado, por al cansancio o porque verdaderamente las distancias y puntos de partida eran tan rematadamente insalvables, fue desolador. La culpa incluso recay� en los trabajadores. Como, de esta guisa, no se lleg� a puerto, bueno o malo, el siguiente paso fue organizar cenas en las tabernas del valle. Pensaban que alrededor de una buena caldereta de carnes, regada con los maravillosos caldos de la tierra y adornado todo con exquisitos postres caseros, las entendederas se abrir�an, a medida que se cerraba el hambre. Igualmente, un fracaso. Adem�s, como no eran subvencionadas, cada vez deb�a pagar uno distinto, as� que �el d�a que no tocaba� tiraban de largo para engordar sus barrigas y la deuda del anfitri�n. Tampoco surgi� nada positivo; los �nimos de reconciliaci�n se fueron enfriando y la situaci�n se enquist� m�s. El �paganini� de turno examinaba la nota en la que hab�a apuntado lo comido y bebido por los dem�s cuando eran ellos los que invitaban...El mirlo blanco volaba lejos y S�sifo corr�a tras su piedra, ladera abajo. Con el tiempo, las reuniones eran m�s espor�dicas, con menos participantes, y terminaban antes de hora por motivos personales, o desavenencias.
Hoy, la situaci�n pinta m�s desesperada. Se han instalado nidos artificiales -centros de empresas, �rganos de dinamizaci�n y diversificaci�n, etc- para atraer al deseado p�jaro, pero nuestro valle le parece terreno yermo y sigue sin visitarnos. �Ah!, por cierto, ya hay una legi�n de desanimados porteadores de piedras.
PARA AGAIN DESDE EL ENTREGO HERI GUTI�RREZ
Posted by Hello

viernes, mayo 27, 2005


Elementos Vegetales .NEL%PULGU
Posted by Hello


Robert Linsley Seg�n la historia convencional de la vanguardia, la aparici�n de los objetos ready-made habr�a venido a romper la tradici�n del trabajo realizado a mano, una tradici�n que atribu�a a cada parte una necesidad en relaci�n al conjunto y, de ese modo, tambi�n daba una necesidad org�nica al sentido generado por esa relaci�n. Me gustar�a sugerir que la fotograf�a que participa en este discurso hist�rico nos ofrece im�genes de una realidad ready-made. Su uso en el fotomontaje tiene entonces un significado similar al uso de los objetos reales en el collage. Peter B�rger ha argumentado de manera similar, considerando equivalente el uso de trozos de peri�dico y material impreso en el collage, y el uso de fotograf�as en los fotomontajes del Dada, con la introducci�n de la �realidad� en el arte. Explorar� m�s adelante la relaci�n entre el objeto ready-made y la imagen ready-made, pero por ahora podemos decir que en esta nueva forma de composici�n inorg�nica el significado de un trabajo no es id�ntico al trabajo como conjunto, sino que es m�s bien �producido� a trav�s del relato entre las partes, de la relaci�n entre ellas. Eso quiere decir que la brecha o ruptura entre las partes est� de forma necesaria altamente mediada. Semejantes trabajos pueden ser llamados cr�ticos si nos proporcionan un conocimiento de la realidad social. En un mundo en el que cosas que est�n alejadas en el tiempo o en el espacio pueden ser interdependientes, y en el cual personas, cosas y relaciones sociales de las que no tenemos conocimiento directo pueden tener un impacto determinante en nuestras vidas, la yuxtaposici�n de elementos discretos, e incluso divergentes, en el fotomontaje, tiene potencialmente el poder de iluminar la red de mediaciones sociales por la que nos movemos, es decir los discursos expl�citos o impl�citos a trav�s de los que interpretamos la imagen. Me interesa la sugerencia de Peter B�rger de que la teor�a de la alegor�a de Benjamin nos da una herramienta �til para entender el montaje. En las nociones de la �dial�ctica de lo instant�neo� y de la �imagen dial�ctica�, Benjamin desarroll� su teor�a de la alegor�a. La descarga generada por el encuentro de dos fen�menos dispares ataja moment�neamente el flujo de la vida, creando tanto una imagen como el espacio contemplativo en que verla. La dial�ctica de cambio y �xtasis en el pensamiento de Benjamin es la base de una cr�tica del mundo que a pesar de su intensa actividad parece resistir a cualquier cambio. La falsedad del �progreso� tiene que ser desenmascarada antes de que pueda ocurrir un cambio de verdad -y esto se puede lograr extrayendo fragmentos del mundo de su contexto original, para reordenarlos en un cuadro est�tico. Los fragmentos arrancados de su contexto original est�n �muertos�, ya no se mueven, y su relaci�n ahora queda abierta a la interpretaci�n de la teor�a social -de hecho, en el trabajo comprometido de la vanguardia su relaci�n queda en realidad determinada por la teor�a cr�tica. Es crucial para la teor�a de Benjamin una deliberada homologaci�n de objetos e im�genes. Todo objeto es tambi�n un signo que adquiere significado en relaci�n a otros signos -y el mundo es un texto inescrutable que s�lo entrega su mensaje cuando las palabras correctas se aproximan entre s�. El texto literario y la obra de arte unen im�genes de los fen�menos de modo que las permita ser le�das. A trav�s de este deslizamiento conceptual entre objeto y signo la fotograf�a aumenta su poder potencial, pero s�lo si el artista �construye� la imagen completa, incorporando las mediaciones conceptuales necesarias entre los elementos. Semejante m�todo desarrolla la tradici�n del fotomontaje hasta desembocar en lo que yo llamo el �cuadro cr�tico�, forma que se encuentra, por ejemplo, en el trabajo de Jeff Wall. Los trabajos de Wall no parecen fotomontajes, sino unidades sosegadas, m�s bien como la pintura cl�sica; pero la diferencia es s�lo aparente. La distinci�n entre el trabajo org�nico cerrado y la imagen inorg�nica fragmentaria ha sido exagerada. El principio de la unidad se siente m�s en las artes visuales (exceptuando quiz� la escultura) que en otras, debido a que los l�mites de cualquier trabajo discreto son simult�neamente visibles al espectador. Cualquier collage de objetos diferentes se convierte en una unidad nueva en cuanto se le coloca un marco. Como veremos, la unidad pict�rica tiene menos que ver con la determinaci�n de la organicidad del trabajo que con la cuesti�n de su postura frente a la historia y frente el mundo que representa. Un buen ejemplo del cuadro cr�tico practicado por Wall ser�a �The Vampire�s Picnic�. En �l hay actores que representan la figura culturalmente popular del vampiro. El escenario es el de unas obras en construcci�n en un nuevo suburbio, y la tipolog�a de la forma es el bacanal renacentista, con quiz� una posible mirada oblicua a los �desayunos� campestres de Monet y Manet. Sin embargo, en el modo que leemos estos elementos, constrastadores, se ilumina una cr�tica de la patolog�a de la familia moderna en su aislamiento suburbano, el modo en que el desarrollo del mundo parasita la naturaleza. En otro trabajo, �Eviction Struggle�, las luchas f�tiles de los protagonistas est�n escritas en la fisonom�a ready-made de la ciudad. La narrativa ficticia del artista nos permite leer en esa fisionom�a una historia de luchas de clases, centrada en torno a la propiedad de la tierra, que data de los m�s tempranos tiempos. En el trabajo de Wall, la propia narrativa del artista y los elementos ready-made del entorno est�n interpolados para que no puedan ser distinguidos. Esto es como un rodaje de exteriores en el cine, pero tambi�n est� basado en la idea de que el mundo es un jerogl�fico que puede ser �le�do� y que esta lectura depende de la intervenci�n cr�tica del artista. Este planteamiento en t�rminos de �tableau� es inherente a la naturaleza de la fotograf�a como parada, como medio contemplativo. Sin embargo, el aspecto contemplativo del trabajo aleg�rico pone tambi�n fuertemente de relieve la perspectiva del revolucionario desilusionado. Debido a que el cambio social parece bloqueado, uno s�lo puede contemplar la cara horripilante de un mundo congelado, agrietado con contradicciones que no hacen explotar el estado de cosas sino que �nicamente lo refuerzan. La posici�n melanc�lico/cr�tica del cuadro cr�tico est� enraizada en un marxismo de posguerra que ve la sociedad como un mundo de muerte, una mirada atormentada por visiones paranoicas de la cultura administrada y de la �simulaci�n de la vida�. Desde esta perspectiva todas las formas de organicismo en el arte son sospechosas, como s�ntomas de la patolog�a social. Aqu� el veneno es la dosis; un an�lisis cr�tico del mundo corregido s�lo puede ser montado sobre un arte extremadamente racional, y Benjamin, el h�roe de los radicales sesentayochistas, desilusionados y sitiados en los reaccionarios a�os setenta y ochenta, apunta en direcci�n al cuadro cr�tico. Pero desde dentro de los par�metros de una est�tica marxista, la contemplaci�n caracteriza al arte burgu�s en general, y es por tanto una se�a de la falta de compromiso. La contemplaci�n s�lo puede ser redimida por un componente de educaci�n cr�tico-pol�tica. El cuadro cr�tico, de hecho, oscila entonces entre el didactismo y la aceptaci�n confortable de la funci�n tradicional del arte. La vanguardia revolucionaria lleg� a identificar la contemplaci�n est�tica con una conciencia burguesa, alienada y corregida, que incluso, en frase de Benjamin, era capaz de contemplar pasivamente su propia destrucci�n. Claramente estos son dos fen�menos diferentes, todav�a el cuadro cr�tico perpet�a la confusi�n insistiendo en que el objeto de la contemplaci�n debe ser historiado como una cat�strofe; los contenidos pesimistas redimen la forma contemplativa. El cuadro cr�tico muchas veces da sensaci�n de rigidez y tiesura. Donde las suturas entre las partes no son inmediatamente visibles, como en el trabajo de Wall por ejemplo, esta tiesura y artificialidad es precisamente el signo de su naturaleza construida. El cuadro no debe parecer completamente sin costura, incluso donde su tecnolog�a est� dirigida hacia la producci�n de una ilusi�n convincente. Esta rigidez mimetiza la petrificaci�n de las relaciones sociales alienadas, y es tambi�n una expresi�n de la c�lera sofocada del artista. Pero hay otro modo de tratar con los fragmentos del mundo. En vez de combinarlos en fotomontajes, uno puede subrayar sus conexiones con el contexto del que han sido arrancados, mostrarlos, por as� decir, con sus ra�ces colgando. En arte esto se puede hacer de dos maneras, a trav�s de la expresi�n del movimiento y a trav�s del di�logo. Hay una fuerte tradici�n modernista que insiste en el movimiento y el cambio; pintores como Degas por ejemplo, intentaron traducir la transitoriedad de las relaciones modernas, incluida la relaci�n entre el artista y el objeto y la que se da entre el trabajo de arte y el espectador. Muchos de las pinturas de Degas implican un punto de vista en movimiento sobre un mundo que tambi�n est� en movimiento. Este esfuerzo es llevado hacia delante te�ricamente por el cine de vanguardia rusa del grupo Kino-ojo. Para los Kino-ojo, la modernidad es movimiento y, por lo tanto, el gran arte moderno es el cine. Es crucial entender aqu� que no es el movimiento del aparato cinematogr�fico lo que tiene importancia sino el movimiento social del cual la c�mara en movimiento sirve como met�fora. Cuando el Kino-ojo penetra el espacio moderno, envuelve y permeabiliza la vida. Aqu� se enuncia el intento de la vanguardia de romper la frontera entre arte y vida, adoptando una estrategia complementaria a la del ready-made. Para Benjamin, la congelaci�n del flujo de los acontecimientos es esencial si una conciencia revolucionaria ha de liberarse del asimiento de un presente malvado. A�n as�, y desde que el cuadro cr�tico depende totalmente de nuestra habilidad para construir las relaciones mediadoras necesarias entre las partes de la obra que permitan su lectura en clave social, el cuadro cr�tico s�lo puede ser una reafirmaci�n de lo que ya sabemos una vez que hemos adquirido las herramientas cr�ticas para leerlo. El cuadro cr�tico acepta la inmovilidad de la pintura y adapta la imagen del mundo a esa inmovilidad a trav�s de la monumental composici�n pict�rica. Pero entonces, la visi�n pesimista de la historia le exige que convierta la contemplaci�n en desasosiego. Para el cine vanguardista, al contrario, la conciencia revolucionaria es conciencia en movimiento. Este enfoque, quiz� un poco m�s optimista, afirma que la historia siempre est� en movimiento, incluso cuando parece no estarlo, y que el deber del artista es lanzar la obra dentro de la corriente de los hechos -en otras palabras, permitir que el tiempo y la historia entren en la obra. Este tipo de trabajo tiene la capacidad de ense�arnos lo que no sabemos todav�a en vez de dirigir una arqueolog�a del presente como las trazas sedimentadas de un sufrido pasado que busca el punto de emergencia del futuro. En el proceso, la obra de arte no pierde nada de su valor cognitivo con respecto al presente, pero s� gana algo m�s. Pero antes de que podamos investigar esa otra especie de cuadro, me gustar�a considerar por un momento el destino hist�rico de este proyecto vanguardista del cine. Programas de televisi�n como �Cops� son casi versiones actuales del cl�sico Kino-ojo y Kino-pravda. La c�mara de video sigue a los polic�as en sus rondas, respondiendo a las llamadas de emergencia. Igual que el Kino-ojo, la tele-ojo entra en todo tipo de espacios sociales, como en un avatar en movimiento de la mirada pan�ptica y siniestra de Foucault, y lo hace como ap�ndice del brazo represivo del estado. Es claro que ah� funciona un dispositivo c�nico que viene a ofrecer a los pobres el espect�culo de su propia miseria como diversi�n. Pero quiero se�alar que mientras esta clase de documentales no contiene virtualmente "arte", una lectura gen�rica del tipo de historias que se cuentan demuestra que verdaderamente descansa en un continuum con el arte del pasado. La ubicuidad del media foto-videogr�fico ha demostrado que las personas mirar�n cualquier imagen, por muy banal y cursi que sea; y que la simple representaci�n del mundo es intr�nsecamente fascinante. El acto de colocar parte del mundo en un marco, o en el encuadre de la televisi�n, es suficiente para definir el nivel de base irreductible de la experiencia est�tica. Igual que el ready-made, originalmente realizado para hacer explotar la ilusi�n del arte como reino apartado de la sociedad, simplemente ha expandido la definici�n de arte y aumentado los recursos a su disposici�n, igualmente el intento de encarnar una cr�tica moderna de masas auto-conscientes en la c�mara cinematogr�fica, para empujar a la sociedad a una reflexi�n sobre s� misma, se encuentra frente un l�mite que representa la terca supervivencia del �arte� como una categor�a de la experiencia. Sabemos que el efecto de lo real, del documental, es justamente eso, un efecto garantizado por dispositivos convencionales, tales como las c�maras �subjetivas�, la luz ambiental, etc. Adem�s, no podemos olvidar que por virtud de una larga historia de tradiciones literarias y art�sticas, lo �real� traduce habitualmente lo bajo, lo banal, lo de todos los d�as. El equipo que lleva las c�maras port�tiles es una versi�n moderna del p�caro, el anti-h�roe literario cuyas cualificaciones son la marginalidad y la astucia que le permite entrar en espacios que normalmente no son accesibles a aquellos que viven fuera del palacio, y que le permite desarrollar sus observaciones sat�ricas y cr�ticas sobre aquellos que viven en �l. Bakhtin ha subrayado la importancia en la literatura de dispositivos que permiten �espiar y escuchar a escondidas en la vida privada�, dispositivos que �encontramos en una multitud de variantes en la historia m�s tard�a de la novela; ...la colocaci�n del h�roe como una �tercera persona� en relaci�n a la vida privada cotidiana, le permite espiar y escuchar a escondidas. Es parecido a la posici�n del pillo y aventurero, que no participa internamente en la vida cotidiana, que no ocupa en ella un lugar fijo, pero que al mismo tiempo pasa por la vida y est� forzado a estudiar sus operaciones y todos sus mecanismos secretos. Esto es particularmente cierto de la colocaci�n del criado que va de un amo al otro. El criado es el eterno �tercer hombre� en la vida privada de los se�ores. Los criados son los testigos m�s privilegiados de la vida privada. Las personas tienen tanta verg�enza ante la presencia de un criado como lo tendr�an en presencia de un asno. La novela p�cara, desde El Lazarillo de Tormes hasta Gil de Blas, hace un uso extensivo de este papel�. En programas como �Cops�, estos caracteres, que pertenecen a lo que Bakhtin refiere como �novela de aventura de la vida cotidiana�, son unidos en la incesante y cruda repetici�n de una de las escenas caracter�sticas de la novela p�cara -la del pillo o peque�o delincuente llev�ndose una paliza de los criados de la propiedad. Pero el p�caro siempre fue el emisario ficticio del lector burgu�s o arist�crata que, a trav�s de los cuentos de la vida entre los criminales, marginados y chusma, pod�a experimentar �c�mo viv�a la otra mitad�. Lo que aparenta ser una forma esencialmente documental, posibilitada por una tecnolog�a moderna espec�fica, acaba por resumir uno de los dispositivos narrativos m�s antiguos, el de las aventuras de viaje. Como dice Bakhtin: �la novela p�cara en su totalidad opera dentro de la cronotop�a de la novela cotidiana de acci�n, a trav�s de un camino que serpentea por el territorio nativo de uno mismo�. Los avances en la tecnolog�a de la representaci�n apenas han da�ado el estatus de este arte. Mejor dicho: la transferencia m�s o menos eficaz y directa de la experiencia hacia su representaci�n funciona en realidad como una regresi�n que s�lo confirma la indestructibilidad de las antiguas formas est�ticas, por muy reducidos y despose�dos que puedan estar sus poderes positivos. Se pueden extraer im�genes fijas del flujo de la vida, pero un cierto tipo de esas instant�neas es intr�nsecamente inestable, dirigiendo la conciencia del espectador fuera del encuadre y de vuelta hacia el flujo de la propia vida. Lograr ese efecto puede requerir la misma cantidad de construcci�n concienciada que el cuadro cr�tico, pero con un fin diferente. Una clase de imagen fija que yo llamar�a el �fragmento m�vil� contiene toda las posibilidades expresivas y est�ticas del cuadro cr�tico y m�s, concretamente una capacidad de se�alar m�s all� de s� misma hacia una historia en movimiento. Del mismo modo que el fotomontaje -que es �l mismo una variante del ready-made- es la fuente hist�rica del cuadro cr�tico, as� el antecedente del fragmento m�vil es el tecno-optimismo del cine de vanguardia, y ambas formas son el reflejo del fracaso del proyecto de vanguardia de disolver el arte en la vida. Me gustar�a mostrar la conexi�n entre la imagen est�tica, conservada para la contemplaci�n, y la imagen en movimiento con un fotograma de la nueva pel�cula de Nick G�mez �Laws of Gravity�. Esta pel�cula, que es b�sicamente un remake de �Mean Streets� de Scorssese, sigue las vidas de unos peque�os gamberros hasta su inevitable conclusi�n semi-tr�gica. En un picnic en un parque urbano, la c�mara simula la perspectiva de uno de los protagonistas en sus evoluciones, captando fragmentos de voces y gestos. Alguien dispara una polaroid y la foto aparece moment�neamente en el objetivo de la c�mara. Lo que quiero se�alar es el alto grado de tensi�n que se da entre la imagen fija y la imagen en movimiento como escape de la melancol�a y clausura conceptual del cuadro critico. La obra de Jeff Wall realmente contiene esa posibilidad, aunque en un estado embrionario. �Mimic� es una instant�nea cuidadosamente construida. En esta obra el motivo del movimiento se hace hist�rico gracias a la articulaci�n de dos elementos: la profunda perspectiva de una calle moderna, tra�da a la vida hist�rica mediante una referencia directa a los famosos paisajes urbanos de Callebotte, y la presencia de asi�ticos entre la poblaci�n de Vancouver. La �captura� del movimiento f�sico en la imagen tiene en realidad menos relevancia que la forma en que la imagen se mueve realmente m�s all� de s� misma por la v�a de sugerir otro tipo de movimiento. No se limita a mostrar �verdades� de tipo social, que todos conocemos ya, sino que apunta hacia un mundo emergente. Quiz�s Ken Lum tenga una intuici�n m�s espont�nea del potencial del fragmento m�vil. Una obra como �Felicia McGuire moves again� guarda de hecho una relaci�n impl�cita con �Mimic�. La foto se hizo en la misma calle, pero en direcci�n contraria, y el trabajo debe sin duda ser considerado en el marco de un di�logo cr�tico con la obra de Jeff Wall. Pero donde Lum ha insertado de forma m�s efectiva el fragmento es en el di�logo impl�cito que se introduce en la obra. Esto puede considerarse como otra escala menor de movimiento que tambi�n ayuda a introducir la imagen en su contexto en movimiento. Aun cuando las im�genes sean silenciosas, existe un di�logo impl�cito siempre que la gente interact�a. A este prop�sito nos parecen relevantes los conceptos de �discurso de doble direcci�n� y de �di�logo oculto� de Bakhtin: �imagin�monos el di�logo de dos personas en el cual las declaraciones del segundo hablante est�n omitidas, pero en forma tal que no se viola en absoluto el sentido general. El segundo hablante est� presente de forma invisible, sus palabras no est�n ah�, pero profundas huellas dejadas por ellas tienen una influencia determinante sobre las palabras presentes y visibles del primer hablante. Percibimos que esto es una conversaci�n, aun cuando s�lo hable una persona, y es una conversaci�n de las m�s intensas, porque cada una de las palabras presentes responde y reacciona absolutamente al hablante invisible, apunta a algo fuera de s� misma, m�s all� de sus propios l�mites, hacia las palabras no dichas de otra persona�. Cuando Lum utiliza un texto literal para hacer hablar a sus figuras, estos textos apuntan hacia aquello que no est� siendo dicho, animando la presencia de otras voces silenciosas a las cuales est�n respondiendo (�Don�t be Silly, You�re not Ugly�). Estas ideas son incluso v�lidas para piezas que no son aparentemente �dial�gicas�. El texto de�Felicia McGuire�, por ejemplo, aunque dicho por el �autor� de la obra, repite los propios pensamientos de Felicia, que o�dos dialogicalmente de este modo revelan, a trav�s del distanciamiento ir�nico, tonos de frustraci�n e incluso desesperaci�n. Tengo que reconocer aqu� que, bajo la influencia de Bakhtin, tambi�n Jeff Wall intent� darle dialogicidad a su trabajo, especialmente en la pieza �Diatribe�. Pese a ello, la pieza falla, no obtenemos una idea del objeto de conversaci�n de la mujer, ni sentimos la presencia de la mujer silenciosa en el discurso de la otra. Como un artista orientado a lo aleg�rico, a lo emblem�tico y monumental, Wall tiene poca sensibilidad para lo psicol�gico, de manera que su trabajo se mantiene monol�gico, hablando al espectador con una sola voz. Pero esto puede apuntar tambi�n a una limitaci�n de los recursos de la fotograf�a. Quiz�s la fotograf�a silenciosa necesita un texto dentro para hablar con m�s de una voz. El uso del lenguaje en Lum consigue que sus fragmentos m�viles recapturen las constelaciones de texto e imagen de los fotomontajes originales; esto demuestra nuevamente la naturaleza m�s abierta de esta forma frente al cuadro cr�tico. De cualquier forma, si la fotograf�a es, as�, limitada, la pintura no lo es. Para las dos formas fotogr�ficas que he descrito, la tradici�n hist�rica de la pintura sigue siendo una referencia importante, pese a que las tradiciones vanguardistas de las que surgen son originalmente formuladas como cr�ticas de la pintura y pretenden su superaci�n. No pretendo desarrollar aqu� una defensa general de la pintura, pero basta con se�alar que la pintura sigue aqu� con nosotros -y no s�lo como un profundo dep�sito de una memoria cultural frente a sus foto-antagonistas. Me gustar�a sugerir que la pintura de hecho posee propiedades especiales que garantizan que no se ha quedado obsoleta frente a la c�mara en movimiento, y que es m�s capaz de di�logo. La pintura es lenta. Nunca puede rastrear el mundo con la velocidad y totalidad de la c�mara, y necesariamente entonces todo cuadro pintado es una construcci�n. Esto siempre ha sido as�, y es por esto que el cuadro cr�tico proviene directamente de la pintura hist�rica, y por lo que da a menudo la impresi�n de que lo que hace es ofrecer pintura en otra forma. Pero en tanto la temporalidad es tan fuertemente sentida en la pintura, tambi�n ella se abre a las modernas po�ticas del movimiento. Podr�a argumentarse que los procedimientos de deformaci�n, distorsi�n y fragmentaci�n de la superficie pict�rica desarrollados por el periodo modernismo son una mimesis del movimiento hist�rico representado en el cuerpo de la imagen, poniendo a la propia pintura en movimiento. Desde este punto de vista, el �nfasis en la pincelada de los impresionistas, Cez�nne o el cubismo, son recursos importantes y llenos todav�a de potencialidad para los pintores. La descomposici�n de la superficie pict�rica en pinceladas le da a la pintura una posibilidad de construcci�n racional de la imagen en un grado que la fotograf�a nunca podr� igualar, por lo menos hasta el desarrollo de los procesos computerizados de digitalizaci�n. En ese sentido, la pintura moderna puede f�cilmente reconocer el cuadro cr�tico, pero la misma capacidad de an�lisis y construcci�n puede tambi�n permitir a la pintura expresar el tiempo de formaci�n de la misma imagen. En esto es alcanzada por el cine, pero va muy por delante de la fotograf�a. Mi punto de vista es cr�tico hacia el organicismo corporalista de la pintura expresionista. Tambi�n rechazo la teleolog�a de la abstracci�n, que afirma la expresividad de la pintura proporcionalmente a la expulsi�n de toda imaginer�a. Por el contrario, mantengo que el potencial de producir cuadros de la pintura moderna es todav�a vital y profundo. No es que abogue por un retorno al impresionismo, pero pienso que la pintura puede representar un mundo emergente, en movimiento; y que la construcci�n de im�genes a partir de fragmentos discretos, m�s o menos independientes, es un recurso no agotado para este proyecto. Esto es lo que persigo en mis paisajes, pintados en exteriores alejados de la vida. En general, siento que las cuestiones de di�logo y movimiento pueden interactuar dial�cticamente con la construcci�n sensorial de la pintura para al mismo tiempo profundizar la respuesta contemplativa del espectador, para permitir a la historia entrar en la obra, y romper as� el actual reduccionismo modernista de conceptos de la estructura pict�rica como la planitud, superficialidad, trama y composici�n all over. En � The Wedge�, la joven est� en un estado de transici�n en su vida, se mueve de un tejido de relaciones a otro enfatizado por el momento presente. Silenciosas r�plicas y di�logos escondidos se ponen en movimiento entre los tres personajes, gracias a la composici�n. El tema de �Keefer St.� es el mismo tipo de drama psicol�gico, pero cruzado con el g�nero de la foto de calle. La escena callejera como g�nero pict�rico present�a el nacimiento de la c�mara, pero result� fuertemente afectada por su nueva tecnolog�a. Mi pintura dialoga con la obra de los pintores que respondieron a la nueva visi�n fotogr�fica, y con la de los fot�grafos actuales que han aprendido de esta tradici�n pict�rica. Se sit�a entonces en una zona de intercambio entre fotograf�a y pintura, en la que la frontera entre los dos medios es porosa; un buen lugar para afirmar la propia capacidad de la pintura para ilustrar el movimiento. El movimiento psicol�gico y el di�logo entran en las pinturas a trav�s de la relaci�n de trabajo del pintor con sus modelos. Dado que las emociones y expresiones faciales cambian en el tiempo, puedo componerlas en mi cuadro, produciendo algo as� como una exposici�n m�ltiple del rostro. La condensaci�n del tiempo en el proceso de trabajo significa que las pinturas pueden poseer una profundidad psicol�gica compartida por la secuencia cinematogr�fica, pero rara vez por la instant�nea. La interacci�n entre los personajes activa sus expresiones faciales, que son dif�ciles de fijar. Dependiendo de la atenci�n del espectador a la escena, aparecen los sentimientos de los personajes -y su di�logo secreto. Me gustar�a mencionar otro artista de Vancouver que ha acaparado recientemente mucha atenci�n y que trabaja bastante desde los presupuestos que he estado exponiendo, Stan Douglas. Sus videos cortos y bucles cinematogr�ficos parecen intentar atrapar el fragmento m�vil para darlo a la contemplaci�n -para darle parte del car�cter de un cuadro cr�tico. Sus "Monodramas" han sido calificados como interrupciones al estilo situacionista de programas de TV normales. Escenas cortas de car�cter banal y toscamente agresivas que hielan de pronto el distra�do flujo de la conciencia del espectador de televisi�n. En otras obras Douglas intenta adaptar el cine a la forma de visi�n de las galer�as de arte, a trav�s de instalaciones de bucles cinematogr�ficos. Su obra puede ser entendida como justo lo contrario de lo que artistas como Lum y yo mismo, independientes el uno del otro, estamos haciendo. A la luz de esta reflexi�n, no necesito decir que creo que no es una buena idea, porque combate el m�s poderoso recurso de la imagen m�vil: su movimiento. Una mezcla de NEL&PULGU y un art�culo de "EL gato que fuma"
Posted by Hello


A prop�sito de la curadur�a del Sal�n Mariano Aguilera 2005 por: Ulises Unda Debo empezar anotando que soy un artista que no se me ha incluido en la �ltima versi�n 2005 del Sal�n Nacional de Arte Contempor�neo Mariano Aguilera Malta curado por el Sr. Omar Ospina. Antes que referirme a lo que por lo general entra en el plano de la pol�mica en cualquier sal�n de arte, esto es, el criterio de selecci�n o exclusi�n del curador con respecto a cualquier trabajo; mi intenci�n, en estas l�neas, es hacer notar un sentimiento de malestar por la falta de �tica, tanto en la designaci�n por parte de la instituci�n, como en la aceptaci�n por parte de la persona encargada de seleccionar trabajos art�sticos para este evento que persigue dar cuenta de la producci�n contempor�nea de arte en localidad. �Por qu� considero que esta designaci�n y aceptaci�n de la curadur�a rebasa los l�mites de lo �tico? Porque el Sr. Ospina ha sido designado como curador sin que se haga p�blico un proceso medianamente regulado para la selecci�n de la curadur�a de un sal�n nacional de �arte contempor�neo�. Y, tambi�n, porque el se�or Ospina, al menos que sea de mi conocimiento, no ha mantenido una pr�ctica sostenida como curador de arte, extra o intramuros que le permita afrontar el reto que asume. Sin haber existido para su designaci�n un proceso regulado de selecci�n de curadur�a que de cuenta del trabajo investigativo que realiza una persona que asume este rol, entonces, el Sr. Ospina, sin la m�s m�nima preocupaci�n por configurar una aproximaci�n preliminar rastreando las preocupaciones que atraviesan la producci�n de los artistas, y de esta forma, sugerir ciertos lineamientos que potencien la producci�n contempor�nea de arte en la localidad, lo encontramos lanzando el ambiguo paraguas tem�tico de �El artista y su tiempo�. Sin dejar de condenar la falta de �tica de gente no especializada que asume alegremente jugar con la suerte del arte y de los artistas en el pa�s, esta falta de �tica habr�a que remitirla a su arraigo profundo en las instituciones vinculadas con el arte contempor�neo. En �stas, las personas en cargo, de las cuales se esperar�a que promuevan una valoraci�n social del arte impulsando la investigaci�n curatorial, como una actividad especializada que junto con la teor�a y cr�tica del arte aportan sustancialmente a la formaci�n y producci�n art�stica contempor�nea, parecen responder a un una coyuntura electoral que les ocupa m�s en la legitimaci�n de las formaciones pol�ticas de turno. Esto no es sorpresa para nadie. Volviendo al Mariano Aguilera 2005, llama fuertemente la atenci�n que despu�s de un proceso de m�s de cuatro a�os en los que se ha perseguido una replanteamiento de este Sal�n nacional bajo una perspectiva que de cuenta de las �formas de producci�n art�stica contempor�nea�, a�n no se hayan determinado mecanismos que permitan enfrentar la improvisaci�n en la designaci�n de curadores, y lo que m�s sorprende, es que esta designaci�n recaiga sobre personas que, antes de establecer mediante la investigaci�n sostenida aproximaciones al plural y complejo horizonte del arte contempor�neo en un mundo marcado por profundas transformaciones culturales, fomentan prejuicios sobre el arte contempor�neo que ahondan en el grave problema de su deslegitimaci�n social. Sostengo este criterio con respecto a las competencias del Sr. Ospina, a partir de la lectura de un escrito de su autor�a en el que refiere espec�ficamente a la condici�n del arte contempor�neo[1]. A decir del Sr. Ospina, los artistas contempor�neos locales y �de otros pa�ses situados en la periferia� nos encontramos f�rreamente sometidos a la dictadura de los �Proyectos Curatoriales�, al punto de ser tratados por los curadores como �minusv�lidos mentales�. Para el Sr. Ospina, la forma c�mo el artista debe �revelarse sin demora� contra esta forma de tiran�a[2], es que el artista �vuelva a mirar con sus propios ojos a la naturaleza y al mundo que lo rodea, y lo interprete a su manera personal sin consejos ni �rdenes de nadie�. El Sr. Ospina, sin reparar, en que el artista como cualquier persona, mira su mundo a trav�s de los dispositivos institucionales, ling��sticos, visuales, tecnol�gicos, los cuales son social y culturalmente construidos, y que es desde estos horizontes hist�ricos espec�ficos donde los sujetos construyen sus mecanismos de interpelaci�n cr�tica; configura, el Sr. Ospina, una concepci�n ideal, atemporal, del �Arte y del Artista Verdadero�, que borra de un solo plumazo el relativamente largo trecho transitado por un pensamiento cr�tico que ha puesto a lo largo del siglo pasado en cuesti�n los valores de la ideolog�a burguesa del arte basados en la autenticidad y originalidad del artista. En este sentido, lo que el Sr. Ospina con su concepci�n ideal del arte y del artista promueve, (concepci�n que nos es presentada como verdad absoluta: �EL ARTE VERDADERO ES..�), es todo lo contrario de lo que se esperar�a de un artista cr�tico con las formaciones hist�ricas de la instituci�n art�stica (cr�tica, curadur�a, historia del arte, etc.). As�, en su escrito, en el cual busca dar cuenta de la condici�n del arte contempor�neo �de las periferias�, se aboca �nicamente a sobredimensionar sospechosamente la determinaci�n que ejercen los curadores sobre los artistas manipulados, sin que en este escrito exista al menos la m�s m�nima delineaci�n de lo que el Sr. Ospina estar�a entendiendo como arte contempor�neo, en cuanto una forma estructuralmente nueva de producci�n art�stica con respecto, por ejemplo, a la de la alta modernidad. Al no encontrar en su texto la m�s m�nima elaboraci�n conceptual en referencia al desarrollo del campo espec�fico del arte y en referencia a las nuevas condiciones de inscripci�n del arte en una cultura moderna en expansi�n, su visi�n del arte contempor�neo no informa, y m�s bien da lugar a configurar a una concepci�n impositiva de lo que es el Arte Verdadero y el Artista Verdadero. Desde mi punto de vista, esta concepci�n impositiva e inconsistente alimenta a nivel de la cultura local prejuicios que impiden el debate sostenido acerca de los problemas contempor�neos del arte, colocando en posiciones antag�nicas a las instancias cuyas mutuas interacciones cr�ticas definir�n la suerte del arte contempor�neo en el pa�s: artistas, instituciones, cr�tica, teor�a, curadur�a, educaci�n y espectadores. Esta estrategia de crear antagonismos, en la que se han especializado las instituciones locales que asumen parad�jicamente impulsar el arte contempor�neo, es la que sostiene una estructura de poder con m�ltiples intereses, cuya visi�n conservadora del arte ha dado lugar a una verdadera pol�tica de la barbarie que amenaza con poner en riesgo la supervivencia material de los artistas. Finalmente quisiera se�alar que criterios que emite el Sr. Ospina como aquel de �se crea a partir de lo que cada artista lleva dentro�, o concepciones como la de que la condici�n esencial del �Arte Verdadero� es �su trascendencia en el tiempo� (subrayada en el texto propuesto para el Mariano Aguilera 2005), corresponden a perspectivas trasnochadas que no pueden estar m�s alejadas de una realidad que demanda una pr�ctica cr�tica del arte. Estas concepciones han ca�do en desuso en el �mbito contempor�neo del arte no porque se imponen las modas posmodernas, sino porque ya no son apropiados para referir a un panorama complejo y plural en el que se han constituido m�ltiples relaciones entre el arte y distintas pr�cticas y saberes que no se circunscriben necesariamente a pretensiones y fines de universalidad. Como resulta obvio el Sr. Ospina tiene derecho como cualquier persona vinculada con el quehacer cultural en el pa�s a opinar sobre lo que �l considera que es el arte, pero lo que los artistas demandamos de las personas designadas institucionalmente para configurar una aproximaci�n al panorama plural del arte contempor�neo (de las cuales aunque contadas, existen en nuestro pa�s), es un proceso sostenido de investigaci�n que contribuya a fortalecer la fr�gil producci�n art�stica contempor�nea en el pa�s y las instancias - como la formaci�n art�stica- que constituyen sus puntales. No faltar� el tibio cuestionamiento hacia mi persona de �si te hubieran escogido para el Sal�n estar�as calladito�. Seguro que s�. No me hubiera molestado en escribir estas l�neas, pero honestamente, m�s all� del hecho de no haber sido aceptado para el Sal�n Mariano Aguilera 2005, el malestar que creo compartir con muchos artistas del pa�s con respecto a la forma improvisada con que se maneja la suerte del arte contempor�neo me ha impedido mantenerme callado. As� tambi�n, no faltar� el cuestionamiento de por qu� enviar a un Sal�n si se sabe de las improvisaciones, y hasta de lo inapropiado que resulta el formato �concurso� o �sal�n� para el desarrollo consistente de la producci�n art�stica. Creo, que ya se ha se�alado el hecho de que los concursos representan para los artistas �t�cticas� de supervivencia frente a una profunda crisis y restricci�n de apoyo a la cultura en general, pero m�s all� de este aspecto no sin importancia y que implicar�a la necesidad de constituir alternativas aut�nomas, los artistas debemos intervenir en el curso que toman las instituciones exigiendo una mejor preparaci�n de las personas en cargo y trasparencia en los procesos que se asumen. Ulises Unda uunda@hotmail.com [1] Art�culo publicado en la revista El B�ho titulado � Y el Arte �d�nde est�?�. [2] �de un arte impuesto que es m�s bien una f�brica de producci�n en serie de desperdicios y babosadas�.
Posted by Hello


LANZAMIENTO REVISTA La Revista LA PEPA (revista de estudios culturales urbanos), lanza su n�mero 003 con una original fiesta de disfraces y cortometrajes, el d�a jueves 26 desde las 19h30, en la Av. 12 de Octubre 134 en una casa abandonada junto a almacenes Rickie.

Posted by Hello


CONFERENCIA CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE JACQUES DERRIDA EN EL CENTRO B. CARRI�N A partir de este martes 31 de mayo, el Centro Cultural Benjam�n Carri�n (J.Washington 909 y P�ez) presenta el ciclo de conferencias J. DERRIDA Y EL PENSAMIENTO VISUAL. UNA INTRODUCCI�N AL AN�LISIS DECONSTRUCTIVO DE LAS ARTES, dictado por Christian Le�n, cr�tico cinematogr�fico e investigador enc ultura visual. El ciclo pretende realizar una introducci�n al pensamiento de JacquesDerrida, uno de los pensadores franceses m�s influyentes del mundo contempor�neo. Partiendo de las reflexiones de Derrida, busca introducir unaserie de criterios filos�ficos para afrontar el acontecimiento visual y comprender el desaf�o que plantean los lenguajes art�sticos a laracionalidad ilustrada. Dentro del programa se realizar� el an�lisis de textos fundamentales del fil�sofo franc�s, as� como la revisi�n de distintasobras art�sticas y cinematogr�ficas contempor�neas. El ciclo est� dirigido a investigadores, curadores, cr�ticos, artistas, docentes y estudiantes. La inscripci�n es gratuita. Las conferencias se realizar�n los d�as 31 de mayo, 2, 7, 9, 14 y 16 de junio, a partir de las 18h30. Mayor informaci�n e inscripciones: CENTRO CULTURAL BENJAM�N CARRI�N Jorge Washington 909 y P�ez Tel�fonos: 2 221 895 / 896 E-mail: biblioccbc@hotmail.com / ccbc@quito.gov.ec Horario de atenci�n: 10h00 a 18h00.
Posted by Hello


50 encapuchados. NEL&PULGU
Posted by Hello

miércoles, mayo 25, 2005

Popnox espía a Cauce del Nalón

Severo y Lauro, escuchando atentamente a la pija, a los postres, en Oviedo, después de haber visitado una exposición de pintura francesa con Cauce del Nalón.

FOTO DE XUAN ÁLVAREZ

lunes, mayo 23, 2005


"ESPAÑOLEANDO"
RECITAL POESIA ACCIÓN
TURÓN ,21,MAYO,´05

ACCIÓN:"ESPAÑOLITO QUE AL MUNDO VIENES".NEL&PULGU
Posted by Hello


Literatura y exilio: La biblioteca de Sebald en los ensayos “Pútrida patria”.



Schnitzler, Roth, Handke y, cómo no, Kafka, son algunos de los novelistas sobre los que el autor alemán, fallecido en la cúspide de su reconocimiento en 2001, escribió ensayos que ahora son recopilados bajo el título de "Pútrida patria" (Anagrama). En los escritos presentados se vislumbra la profunda mirada que W. G. Sebald proyectaba sobre la literatura, principalmente alemana y austríaca, así como sobre sus siempre problemáticos autores.

Publica El Mercurio en su edición del 15/5/2005

Por Álvaro Matus

En apenas 10 años, W.G. Sebald se reveló y consagró como el guardián de la memoria cultural. “Vértigo”, “Los anillos de Saturno”, “Los emigrados” y “Austerlitz” fueron aclamados por la crítica no sólo por su inclasificable estilo - mezcla de crónica de viaje, biografía y ensayo histórico- , sino por la melancólica resistencia a la modernidad, ese caballo desbocado que avanza sin ningún respeto por el pensamiento, el arte y la religiosidad. Sebald, un nostálgico a tiempo completo, combatía con su mejor arma: la voluntad de recuperar el pasado.

Cuatro años después de su muerte - en un accidente automovilístico- , se publica "Pútrida patria" (precio de ref. $24.500), conjunto de ensayos que permite vislumbrar la estrecha relación entre su vida y su obra, marcada a fuego por el exilio. De hecho, Sebald nació en 1944 en Wertach, un rincón de Alemania que, como señaló en una entrevista, "podría considerarse un paradigma del fascismo".

A los 22 años se fue a Gran Bretaña, donde dio clases de literatura hasta su muerte. Por lo mismo, su relación con Alemania siempre fue ambivalente: se sentía libre de la atmósfera opresiva que dominaba al país durante la posguerra, pero la condición de extranjero no le resultaba cómoda.

"Aquellos que son culpables del exilio nunca se pueden imaginar cómo es ser expulsado de repente de un país. Todavía hoy los alemanes no pueden imaginar esta experiencia vital. De la noche a la mañana uno es convertido en una no-persona y es despojado de todo: de la casa, del dinero, de lo que uno ha adquirido en toda una vida o en varias generaciones, del idioma. Al vivir en Inglaterra, al menos en los "60 y "70, me encontraba con muchas personas mayores que venían de Alemania. Yo, un joven académico, y ellos, que ya llevaban 30 años allí. Pero no estaban asimilados. Tenían su profesión y trabajaban, pero los ingleses siempre, a primera vista o cuando abrieran la boca, se daban cuenta de que se trataba de inmigrantes".

"Pútrida patria" condensa a nivel teórico esta experiencia. Los primeros ensayos, agrupados bajo el título de "La descripción de la infelicidad", resumen lo que para Sebald constituye el núcleo de la literatura centroeuropea: "Sin duda, autores como Grillparzer, Stifter, Hofmannsthal, Kafka y Bernhard consideran que el progreso es un negocio ruinoso (...) La melancolía, el reflexionar sobre la infelicidad existente, no tiene nada en común, sin embargo, con el ansia de muerte. Es una forma de resistencia", escribe el autor antes de examinar la obra de Schnitzler, Kafka, Bernhard, Handke y Canetti. Sobre éste último, Sebald resalta su oposición a todo poder, incluso al del artista, al extremo de renunciar a la elaboración de una obra totalizadora, cerrada, estática.

"Si el gobernante está siempre en su lugar, el que aprende está siempre de viaje", reflexiona Sebald ante la actitud del autor de Auto de fe. "Aprender le parece a Canetti idéntico a la vida misma, tal como esta debiera ser. Con ello se sitúa en una larga tradición judía, en la que la ambición del exterior no se basa en la obra por él creada sino en la explicación de la escritura. La forma literaria de la que se sirve la iluminación es también para Canetti lo característico de la digresión, del comentario y del fragmento. Se mantiene fiel a los objetos de contemplación sin devorarlos como el Cerdo los libros en la casa de préstamo".

Otro ensayo sobresaliente está dedicado a "Relato soñado", novela de Schnitzler sobre las fantasías sexuales de un matrimonio vienés de fines del XIX. Sebald plantea que aquí llega a su límite la figura del matrimonio burgués, que se vale de la prostitución para paliar la insatisfacción que cunde en la pareja, y sugiere que las ficciones del austriaco son una forma de "depurar" sus experiencias juveniles, cuando vivía amenazado por el fantasma de la sífilis.

Iluminando el pasado

En la segunda parte - que da título al volumen- Sebald deja ese tono de paper universitario, tieso y pesado, para dar paso a esa narración propia del caminante que puebla sus ficciones. En otras palabras, si en "La descripción de la infelicidad" parecía que el autor estaba encerrado en su despacho, en "Patria pútrida" se va de paseo con su mochila cargada de libros.

Las obras de Kafka, Roth, Broch y Handke le sirven para hablar de la angustia que produjo la ascensión del nacionalsocialismo, la lucha del emigrado por asimilar la nueva cultura sin perder sus raíces, la presencia del mesianismo en la literatura judía y la nostalgia por recuperar la naturaleza. No tiene el ritmo narrativo de Villoro en “Efectos personales”, Calasso en “K.” o Magris en “El anillo de Clarisse”, aunque por momentos logra iluminar el pasado con ejemplos, citas y reflexiones.

"Hacia el este, hacia el oeste", por ejemplo, cuenta la evolución de la literatura judía durante el siglo XIX y comienzos del XX, destacando la tensión entre los que dejaron el gueto, pero sentían nostalgia de esa vida; los que se plegaron al ideal de imperio alemán, tomando a Schiller como modelo; y los que soñaban con el retorno a un orden natural, casi místico, cuyo principal exponente es Joseph Roth.

Especial entusiasmo despierta la figura del "Mesías presente" en “La repetición" de Handke y “El Castillo" de Kafka. Para Sebald, el protagonista de esta última novela encarna al salvador del pueblo, aunque el concepto de Mesías - agrega- implica derrota o fracaso, pues nunca llega a tiempo o es desoído por la comunidad. En "La repetición", un joven deja su hogar para ir a buscar a su hermano mayor, desaparecido en Eslovenia. El paso por la frontera es visto como la entrada a un nuevo reino y sirve de contraste con la "desagradable patria Austria".

Hay pasajes que Sebald califica como "lo más hermoso en lengua alemana en los últimos decenios" y advierte que la historia misma está llena de referencias religiosas: el hermano desaparecido como un santo, el viaje del protagonista como factor liberador de la familia y el paisaje mismo del Karst, en el que convive un indefenso siervo junto a una manada de jabalíes, revive el mito del diluvio universal: "En esa imagen animada por el recuerdo del Arca de unión pacífica está inscrita la esperanza de que, a pesar de las desfavorables condiciones reinantes, pueda salvarse algo de nuestra patria natural".

Estas palabras iluminan la obra de Handke y también la del propio Sebald, cuyo protagonista-caminante-Mesías intentó llamar la atención sobre "el resonante vacío del futuro", como dice en Del natural, su última obra traducida al español. Allí, como en todo lo que escribió, resuenan las palabras patria, provincia, frontera, extranjero, forastero y exilio. Términos que aparecen una y otra vez en la literatura centroeuropea, esa a la que Sebald se unió desde Gran Bretaña, en su condición de exiliado, forastero o extranjero
Posted by Hello


Humeante Golosina



El verano tocaba a su fin y estaba en la amplia cocina de la casa familiar haciendo mermelada de moras.

El olor cálido de las negras bayas cociendo despacio en el azúcar de caña, envolvía la habitación de un nostálgico perfume a infancia perdida. Hundí la cuchara de madera en la profundidad granate de la cazuela para comprobar el punto de cocción.

Al acercar a mi boca la humeante golosina la vieja estancia se llenó en un instante de vidas lejanas:
Marie, la maciza normanda que ayudaba en los quehaceres de la casa, derritiendo en un pequeño cazo de cobre la parafina en medio de su incesante charla.

Mi abuela, con su moño tirante, trayendo despacio, con pasos de ratoncito asustado, los frascos de cristal.

La puerta acristalada, abierta al jardín, donde mi madre leía recostada en una chaise-longue, a la sombra de un manzano.

Mis dos hermanos sentados a sus pies, custodiándola como dos esfinges sonrosadas embadurnados de chocolate.

Mi padre abriendo enérgicamente la puerta, husmeando el aire perfumado con sonrisa satisfecha.

Y las tres hermanas imbuidas de la importancia del momento:
La elaboración de una buena confitura que saborearíamos a lo largo del invierno.

Probábamos por turnos la exquisita textura. Me tocaba a mí, me quemé la lengua. Dejé la cuchara en el cazo con la extraña sensación de no tener que ponerme de puntillas. La espuma de la mermelada se expandía con rapidez y tuve que bajar la llama.

El sonido de mi corazón retumbaba con violencia en medio del silencio de la solitaria cocina.



Autor: Anne Fatosme Perrouelle
Lunes 16 de Mayo de 2005, a las 12:10
Posted by Hello


“Luchar por la literatura de imaginación nos salva de la desesperanza”: Harold Bloom presenta nuevo libro.

Harold Bloom, uno de los críticos literarios más reconocidos del mundo, presentó ayer en Nueva York su libro ¿Dónde se encuentra la sabiduría?. "He estado luchando una guerra de guerrillas contra la destrucción de la literatura de imaginación", y esto es algo que lo salva de la "desesperanza total" por vivir en un país con el "régimen más brutalmente estúpido de toda nuestra historia", declaró durante la presentación, reafirmándose en su actitud siempre polémica.

Publica La Jornada en su edición del 16/5/2005

Por David Brooks

Señaló que el gran peligro ahora es esta "fuga de la literatura imaginativa y sus valores", y en su libro más reciente, ¿Dónde se encuentra la sabiduría?, el crítico literario intenta rastrear y mostrar lo que se denomina literatura de la sabiduría o, como dicen los conocedores, "literatura sapiencial".

Esta tradición de escritores sapienciales surge en Medio Oriente, en las civilizaciones antiguas, y se manifiesta en la Biblia hebrea y con Platón y Homero en Grecia. El título del libro, por cierto, está tomado del Libro de Job. Pero para esta obra, explicó Bloom hoy en una rueda de prensa en el Instituto Cervantes de Nueva York, busca ofrecer revelaciones de esta corriente literaria al recorrer y contraponer escritores de la sabiduría de diferentes eras, desde la Biblia hasta el siglo XX.

Para ello, Bloom entabla comparaciones entre el Libro de Job y el Eclesiastés, Platón y Homero, Cervantes y Shakespeare, Montaigne y Bacon, Johnson y Goethe, Emerson y Nietzsche, Freud y Proust. Explicó que en torno a los griegos se investiga la disputa entre la filosofía y la poesía. Con Cervantes y Shakespeare, comentó, "todos estarán de acuerdo en que esos dos escritores superaron a todos los demás, después de los antiguos y de Dante".

Continuó identificando escritores de la sabiduría en los siglos XVII y XVIII; para el XIX consideró a Emerson como "el intelecto de Estados Unidos, para bien y para mal", y del siglo XX escogió a Freud y Proust.

Además, al identificar a figuras de "la sabiduría cristiana", dijo que el teórico más profundo fue San Agustín. El libro también concluye con un ensayo sobre la sabiduría frente al "Némesis".

En torno a Shakespeare y Cervantes (el capítulo de su libro sobre estas dos figuras fue reproducido el domingo pasado en La Jornada), Bloom comentó que el primero enseñó cómo hablarse a sí mismo, pero no con otros. Cervantes, por otro lado, "nos enseña cómo hablar con otras personas. Si yo tan sólo hubiera aprendido durante mi larga vida cómo hablar abiertamente, como el Quijote y Sancho, habría llevado una vida mejor", comentó Bloom.

Bloom advirtió sobre las limitaciones del uso pragmático de la sabiduría señalando que "tan pronto uno de nosotros entra en una crisis... la sabiduría sale por la puerta". Dijo que podría ayudar a largo plazo, pero no en momentos de crisis de salud u otros de emergencia personal. A la vez, dijo que este libro fue resultado de una crisis de salud, durante la cual fue internado de emergencia para una operación cardiaca, de la cual salió lentamente.

Bloom desechó un manuscrito que había iniciado anteriormente para escribir esta obra. Recordó que al ingresar al quirófano mantuvo su moral recitando a Shakespeare.

El profesor Bloom, quien ha enseñado durante 54 años en la Universidad de Yale, insistió en que continuará enseñando (entre otras cosas, su famoso curso sobre Shakespeare) hasta que muera; comentó que siempre hay un segmento de la juventud que continuará defendiendo la literatura de imaginación.

A la vez, señaló, habrá cambios culturales, en gran medida por la creciente inmigración latina y asiática en Estados Unidos, que nutrirá y ampliará este diálogo, algo que "me da mucha esperanza".

Aunque dijo que una de las peores cosas que han ocurrido es la vinculación de la crítica literaria y la política, el propio Bloom violó repetidamente su intención de no hablar de política durante esta conferencia de prensa dedicada a la presentación de su libro en español, y, al hablar de la creciente población latina, lo hizo una vez más: "Dado el gran robo del suroeste de Estados Unidos a México, me parece un ultraje moral que se hable contra la llamada inmigración ilegal; lo único que ellos hacen es regresar a las tierras de sus bisabuelos", comentó.

Pero regresando al tema de la literatura, consideró que una de las amenazas más graves son las "pantallas" -los medios visuales, los mismos que también sufren un deterioro, tanto cine, televisión y computadoras-, ya que minan la capacidad de "poder leer seriamente".

Agregó que "uno no puede leer a Shakespeare o Cervantes sin su oído interno, y sin que todos los niveles de la conciencia se vean desafiados". Sostuvo que "la amenaza final no es la televisión, sino ese enorme mar gris amorfo de la Internet, repleto de información y conocimiento; pero uno cae en esta gran masa sin forma y se puede ahogar en ese océano".

Al mismo tiempo, afirmó que "la lectura es una vocación; desde que uno es niño desea irse solo a leer, y eso no perecerá", dijo.

En respuesta a la pregunta de La Jornada de si la sabiduría tenía que ser, por definición, vieja, y si podría identificar la sabiduría contemporánea, Bloom dijo que "la literatura de la sabiduría no se practica hoy día". Afirmó que el último escritor sapiencial que podría identificar sería Wittgenstein y, al recordar sus aforismos, dijo que el que más le gusta es: "El amor no es una sensación; amar, a diferencia del dolor, se pone a prueba..."

A la vez dijo que "sin duda hay jóvenes que están trabajando en inglés, español y otros idiomas, dedicados a la literatura sapiencial".

A Bloom, con su acento casi aristocrático, no se le puede reducir a ser identificado sólo por su disfraz profesional de académico clásico. Con él uno está en presencia de eso tan ausente y tan necesario -tal vez más que nunca- hoy día: un amante de las ideas, o sea, un verdadero intelectual.

Con esta obra, una vez más, ofrece un regalo de sus viajes por el mundo de los sabios, algo que funciona de antídoto en estos tiempos tan tontos y que carecen sobre todo de la sabiduría.

"Tengo esta sensación profundamente horrible de que no vivo en una democracia", comentó hoy al hablar de Estados Unidos. "Esto es una especie de combinación de plutocracia y teocracia", señaló. Pocos pueden hablar con tanta elocuencia y autoridad de Shakespeare y Cervantes como Bloom, y precisamente por eso habló sobre el momento contemporáneo de su país bajo "el régimen mas brutalmente estúpido de la historia".

O sea, si uno sabe qué es la sabiduría, también sabe qué no lo es. Compartir un poco de tiempo con alguien así en estos tiempos, en persona o a través de su obra, logra rescatar no necesariamente la esperanza, pero sí un poquito de lo que podría llamarse la verdad.


Posted by Hello


Robert Sheckley, "padre" de la ciencia ficción moderna, está atrapado sin dinero en un hospital de Kiev.

Robert Sheckley, considerado como uno de los iniciadores de la ciencia ficción moderna, comenzó a sentirse mal cuando asistía en la capital de Ucrania a una conferencia internacional de escritores y admiradores del género. Es autor de obras como "Immortality Inc.", "Status Civilization" y "Alien Harvest".

Publica El Mundo / efe en su edición del 17/5/2005

Por Sergio Imbert

MOSCÚ.- Los familiares, amigos y admiradores del famoso escritor de ciencia ficción Robert Sheckley han iniciado una colecta para costear su tratamiento en Kiev, donde está atrapado en un hospital sin recursos para pagar a los médicos.

El octogenario escritor estadounidense, considerado uno de los "padres" de la ciencia ficción moderna, se sintió mal el pasado 27 de abril y fue ingresado en una clínica donde le diagnosticaron una "insuficiencia respiratoria progresiva".

Sheckley, que asistía en la capital de Ucrania a una conferencia internacional de escritores y admiradores de la ciencia ficción, permaneció varios días en estado crítico, aunque posteriormente recuperó la conciencia y ya no se teme por su vida.

El literato, de 76 años, no había visitado un médico desde hacía veinte años, al tiempo que fuma entre dos y tres cajetillas de cigarrillos al día y hace varios años sufrió un infarto.

Hace pocos días Sheckley fue desconectado del aparato de respiración artificial, pues ya puede respirar por sí solo, y aunque aún no puede hablar, se comunica a través de un ordenador portátil.

Elevados gastos médicos

Pero sus amigos y los organizadores de la visita se vieron obligados a anunciar una colecta de fondos, puesto que la familia del escritor no puede asumir los gastos médicos, de unos mil dólares al día, en la clínica privada donde está ingresado.

El caso es que Sheckley ha perdido en Kiev el seguro médico que contrató al recoger el visado ucraniano y no se consigue localizar a la empresa que se lo vendió, mientras que su seguro estadounidense de pensionista no cubre gastos médicos en el extranjero.

Según el organizador de la visita, Borís Sidyuk, la embajada de EEUU tampoco puede ayudarle, puesto que a Kiev ya llegó la hija del escritor, y las instrucciones obligan a los diplomáticos a actuar como meros observadores cuando toman carta los familiares.

Sin embargo, tampoco la familia tiene ahorros, puesto que la época de la mayor popularidad de Sheckley ya ha pasado, y actualmente sus libros ya casi no se editan en EEUU y son desconocidos por las nuevas generaciones.

Un súper ventas en la antigua URSS

Lo paradójico de la situación es que los libros de Sheckley se vendieron en tiradas millonarias en la extinta URSS, pero el imperio comunista jamás le pagó lo debido, pues el Kremlin se negó hasta el fin a firmar la Convención de Ginebra de derechos de autor.

"Es elocuente que ese hombre, parecido a un hippy envejecido, necesitó ayuda precisamente en el país donde tanto se le tomó prestado", sentenció el diario digital ruso Gazeta.ru.

La página digital del escritor pidió a quienes puedan ayudar ponerse en contacto en Kiev con Borís Sidyuk, cuya asociación de escritores de ciencia ficción pagó la primera factura, pero ya no tiene medios para afrontar la segunda, de 7.000 dólares, y otras.

A su vez, la prensa ucraniana y rusa publica los datos bancarios de las cuentas abiertas para recaudar fondos en Kiev y Moscú, donde varias generaciones crecieron nutriéndose con la fantasía, el humor y el talento literario del escritor estadounidense.

Alejado de épocas mejores

La esposa de Sheckley, la también literata Gail Dana, apeló a la asociación Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América y también intentan ayudar escritores del género como Michael Moorcock, Harlan Alison, Ellen Datlon y Rudy Rucker.

Sheckley, catalogado por un diario ucraniano como "estrella de la época dorada de la ciencia ficción y uno de los mejores autores del género", nacido en Brooklyn y criado en Nueva Jersey, empezó a escribir en la década de los 40 y muy pronto se hizo famoso.

En los años setenta trasladó su residencia a la isla española de Ibiza y regresó a EEUU una década después como editor de la revista "OMNI" de ciencia ficción, género donde su aporte le valió varios premios literarios.

Es autor de unos sesenta libros, incluida una veintena de novelas (las más famosas son "Immortality Inc.", "Status Civilization" y "Alien Harvest") y otras tantas novelas cortas, pero la cumbre de su obra literaria se consideran sus nueve libros de relatos cortos.
Posted by Hello


El funcionario español de la Comisión Europea secuestrado en Colombia ya está en libertad

El funcionario Carlos Ayala Saavedra, de nacionalidad española, que trabajaba en la Delegación de la Comisión Europea en Colombia, y que había sido secuestrado el pasado mes de abril, ya se encuentra en libertad.


Agencias 23/05/2005

Carlos Ayala Saavedra, de 58 años de edad, desapareció el pasado 15 de abril cuando realizaba una misión en Cucutá, la capital de la provincia colombiana de Norte de Santander, fue encontrado ayer domingo libre y con buena salud en territorio venezolano por la Guardia Nacional venezolana cerca de la frontera con Colombia.

Según las fuentes policiales venezolanas citadas por la emisora colombiana 'Radio Caracol', Ayala Saavedra "se habría escapado de sus captores" que lo tenían retenido en una zona entre el departamento colombiano de Arauca y el estado venezolano de Apure.

Esta misma fuente policial reveló que el funcionario de la UE fue encontrado en una zona conocida como de las Tres Esquinas, un punto de la frontera colombo-venezolana y se encuentra en poder de la Guardia Nacional Venezolana.

Carlos Ayala Saavedra, nacido en Bolivia pero nacionalizado español, trabajaba para la Comisión Europea desde el año 1989 y llevaba desarrollando varias responsabilidades relacionadas con temas sociales desde el año 2003.
AGAIN
Posted by Hello

domingo, mayo 22, 2005


És tio
Voltaram as moscas.
É Verão.
De frases toscas
vive a estação.

Praia capoeira
sobreiros chaparros,
estadia estrangeira
cerveja e cigarros.

Óscar Machico, in «Avento suave», Edições Tendente Imordente, 2005
Posted by: Cesto Galarza / 13:45
Posted by Hello


nunca más. +INFO EN http://www.ajzanier.com.ar/geno1.htm AGAIN
Posted by Hello


ESPAÑOLEANDO. nel&pulgu
Posted by Hello


ESPAÑOLEANDO. nel&pulgu
Posted by Hello


ESPAÑOLEANDO
CASA DE LA JUVENTUD,TURON,ASTURIAS
SÁBADO,21,MAYO,05

ACCIONES:

"ESPAÑA,ESPAÑA..."
"EL Saber no ocupa lugar"
"¡JAO!"
Posted by Hello


Al Festival de Cannes le nace un competidor en O Porriño (Pontevedra): el "Festival de Cans"

11-05-2004

Al prestigioso Festival de Cine de Cannes le ha salido un rival en Galicia. Se llama "Festival de Cans", y es un peculiar evento de cortometrajes que se va a desarrollar en la aldea de Cans, en el municipio pontevedrense de O Porrillo, los días 21 y 22 de mayo, coincidiendo en fechas (y casi en nombre) con el evento francés.

El "Festival de Cans" toma su nombre de la aldea de Cans (O Porriño), un núcleo rural situado a quince minutos de Vigo que cuenta con cerca de 400 habitantes. Se trata de un evento sin duda singular. Sin ir más lejos, las proyecciones se van a realizar en las casas de los vecinos del lugar, que van a prestar sus propiedades para convertirlas excepcionalmente, por un día, en salas de proyección. Para esta primera edición se acondicionarán cuatro "salas": dos de ellas son cobertizos tradicionales, una un bajo-bodega y la restante una vieja casa abandonada. Los vecinos ceden además el local parroquial, que servirá de punto de encuentro, y algunos pondrán a disposición del público sus "chimpines", pequeños tractores de uso doméstico en los que se desplazarán los espectadores entre sala y sala. El público accederá a las salas a través de un bono numerado que se podrá adquirir previamente por 3 euros. Sólo saldrán 200 bonos a la venta, ya que cada sala tiene un aforo limitado de 50 personas. De las cuatro salas disponibles, tres estarán dedicadas a la ficción y una de ellas a la animación. En total se proyectarán 17 cortometrajes previamente seleccionados entre trabajos hechos en Galicia desde el año 2000 hasta el momento, y que se darán a conocer la próxima semana.

La primera edición de "Festival de Cans" entregará el premio Pedigree (de Honor) a Luis Tosar, que ya ha confirmado su presencia en el festival. Además, habrá un jurado compuesto por la actriz Teté Delgado, el actor Antonio Durán "Morris", el músico de Siniestro Total Julián Hernández y el director y guionista de programas de TVG Suso Iglesias. En el descanso de las proyecciones, actuará el actor y músico Toñito de Poi, miembro del grupo de rock "Herdeiros da Crus". El "Festival de Cans" pretende convertirse en un evento de cortos alternativo y su objetivo principal es acercar el mundo del cortometraje a un entorno rural. La organización de este peculiar festival corre a cargo de la Asociación Cultural Arela, y cuenta con el patrocinio del Concello de Porriño y Espacio Noite, la asociación de bares nocturnos de la localidad. El coordinador del evento es el guionista Alfonso Pato. Podrá obtenerse más información, a partir de mañana miércoles, 12 de mayo, a través de la página web www.festivaldecans.com
Posted by Hello


PALMARÉS 2005

- Premio do público á mellor curta de ficción para: A boa caligrafía

- Premio do público á mellor curta de animación para: Minotauromaquia

- Premio do xurado á mellor curta de ficción para: Intensidade

- Premio do xurado á mellor curta de animación para: Minotauromaquia

- Mención especial para A teoría do espello
Posted by Hello


17 cortos, seleccionados en el "Festival de Cans" gallego, que comenzará la noche del viernes

20-05-2004

El "Festival de Cans", un peculiar certamen de cortometrajes que se celebra mañana y el sábado en Cans, aldea de la localidad pontevedresa de O Porriño, ha dado a conocer el listado de cortos que competirán en el festival, en una rueda de prensa en la que han estado presentes los miembros de la organización y, en nombre del Concello, patrocinador del evento, el alcalde de la localidad, Raúl Francés.

Una de las curiosidades del festival de Cans reside en que los cortos se proyectarán en espacios prestados por los vecinos, como bajos, bodegas o cobertizos. Hay cuatro espacios habilitados para hacer la función de salas, y en ellos se proyectarán 17 cortos, seleccionados de entre los hechos en Galicia desde 2000: 12 en el apartado de ficción y 5 de animación. Entre los cortos elegidos están historias que ofrecen una visión irónica de la catástrofe del Prestige, como Os Crebinsky, de Quique Otero, o Toxic Percebe, de Martín Fiallega y Xavier Jácome, un inclasificable corto que mezcla narcos, voluntarios del chapapote y percebeiros ninja. Una visión más seria ofrecen A Subela, de Luis Avilés, y As Muxicas, de Carlos Alberto Alonso, dos de los cortometrajes gallegos más premiados de los últimos tiempos, lo mismo que Bobo Furcia, de Alex Sampaio y Pekas.

La tematica de la guerra está en los cortometrajes Minas, de Dani de la Torre, y Soldado sen fortuna, de Roque Cameselle. En O meu nome, o meu mundo, Tomás Lijó y Carlos Meixide consiguen que un pueblo entero baile reagge en a Costa da Morte, y en Las lágrimas de la reina, un corto de Oscar Suárez, los espectadores podrán ver el insólito debú como actor del que fuera goleador del Celta, Vlado Gudelj. Los restantes cortos de ficción seleccionados son La mercería, de Marise Brostel -fantasía de terror sexual- O derradeiro grolo, de Olalla Piñeiro, en el que se verá el mano a mano entre dos veteranos actores como Saturnino García y Celso Bugallo, y La petición de mano, una adaptación de un relato de Chejov en el rural gallego, dirigida por el neoyorkino afincado en Madrid Ben Temple, con guión del rockero gallego Toñito de Poi.

Por lo que respecta al apartado de animación, los cortos seleccionados son Taxia, un corto de la factoría Dygra dirigido por David Robles, A Xaguarana, animación en plastilina de Virginia Curiá y Tomás Conde, u otra opción también desde la plastilina como es De tripas y corazón, en el que se refleja el particular universo del director Juan Pablo Echeverry. Además, se proyectarán en el evento Prestix, un curioso trabajo realizado por niños de una media de edad de 6 años, y Freedges, un cortometraje de Esteban Caamaño, apenas proyectado en su momento y ahora rescatado por el festival. El jurado que fallará los galardones está compuesto por las actrices Teté Delgado y Camila Bossa, el actor Antonio Durán "Morris", el músico de Siniestro Total Julián Hernández y el director y guionista de programas de TVG Suso Iglesias.

El festival comenzará en la noche del viernes 21, con fiestas temáticas del cine en los bares de O Porriño, a las que asistirán los actores invitados. Cada bar realizará la ambientación de una película, entre las que estarán Grease, Piratas del Caribe, Matrix o Bienvenido Mr. Marshall. El sábado 22 tendrán lugar las proyecciones en las casas de los vecinos, y la actuación del músico y actor Toñito de Poi. Debido al reducido aforo de las salas, sólo han salido a la venta 200 entradas que se han agotado en dos días. La repercusión del evento, patrocinado por el Concello do Porriño y la asociación de bares Espacio Noite, está causando sorpresa incluso en la Asociación Arela, organizadora del mismo.
Posted by Hello